SpaceX hace historia, ya se puede pensar en la conquista del espacio

Si acabas de salir de una cueva, hay muchas cosas que no sepas, como que por ejemplo tenemos un deportivo Tesla Roadsters que en estos momentos orbita la Tierra. Finalmente no llegará a Marte, se quedará vagando por el espacio asociado a la órbita del sol (Heliocentric, 1 x ~1.5 AU).

 

Más allá de esta gran curiosidad, hoy SpaceX y Elon Musk,se han ganado su espacio en la historia, y es que con el cohete Falcon Heavy la compañía marca un antes y un después en los viajes espaciales. Si bien se esperaba que la misión fuera un fracaso, ya que el propio Elon aseguraba que existía una tasa de éxito del 50 por ciento, estamos ante un éxito sin precedentes, donde se han combinado tres cohetes Falcon 9, sumando así un total de 27 motores Marlin, lo que permite enviar al espacio cargas de gran tonelaje, 64 para ser exactos, a un módico precio de tan solo 90 millones de dólares, esto se traduce en ser, como mínimo, un lanzamiento hasta 4 veces más económico que la competencia.

El bajo coste de estos viajes al espacio se deben al re-aprovechamiento de los propulsores (‘boosters’), pudiendo ver como al menos dos de los tres Falcon 9 volvieron a la Tierra y aterrizaron con en plena sincronización. Del tercer cohete, denominado núcleo (‘core’), en el momento de la redacción se desconoce qué ha sucedido con su aterrizaje. Si bien han pasado 64 minutos tras la finalización de la misión (en el momento de la redacción), ni SpaceX, ni el propio Elon Musk, han revelado ningún detalle.

El núcleo iba a aterrizar en una plataforma autónoma situada en mar abierto, pero cuando iban a mostrar su aterrizaje, algo ha fallado y se ha perdido la señal. Se desconoce si este cohete terminó chocando con la misma y explotando, o si cayó directamente al agua. Este cohete era la primera vez que se enfrentaba a un aterrizaje, el cual contaba con varias modificaciones adicionales para acoplar y desacoplar los propulsores laterales.

Pese a que no sepamos nada del núcleo, la misión ha sido un completo éxito. El Tesla Roadsters, lanzado al espacio como una mera simulación de peso para futuros lanzamientos, marca un nuevo camino para SpaceX, recordando que estos cohetes son, por ahora, los escogidos para llevar al ser humano a la Luna y a Marte para expandir la huella del ser humano a lo largo del sistema solar. Tras este alarde de potencia, mostrando en funcionamiento al cohete más potente del mundo en activo, es de esperar que el 2018 la compañía cierre acuerdos de gran importancia, quien sabe si la NASA por fin verá en SpaceX el aliado perfecto.

Artículos relacionados