SpaceX confirma que el tercer cohete del Falcon Heavy se estrelló en el mar, ya preparan otro lanzamiento

Por si ayer estuviste encerrado en una cueva y no te enteraste del fenómeno aeroespacial del que prácticamente todo el mundo estaba pendiente, hay que recordar que hace escasas horas SpaceX consiguió poner en órbita finalmente su querido Tesla Roadster, una carga simbólica tras la que se encontraba uno de los cohetes más potentes de la historia, el Falcon Heavy.

falcon heavy spacex despegue 740x493 0

Tras conseguir que el propio Falcon Heavy encendiera sus 27 motores Merlin y comenzara a ascender por el azul cielo de Florida, toda una proeza teniendo en cuenta que la propia compañía aeroespacial confiaba sus opciones en un 50 por ciento de probabilidades de que no explotara en mil pedazos, el cohete comenzó a desarmar sus diferentes fases, soltando primero sus propulsores laterales, y más tarde el cohete central. Sin embargo la expectación no dejó de estar presente, puesto que todavía los tres cohetes debían aterrizar en sus respectivas posiciones, dos de ellos en Cabo Cañaveral, y el otro, el central, en la plataforma marítima de SpaceX.

Pese a que la misión fue todo un éxito, puesto que SpaceX logró demostrar sus habilidades y recursos (una vez más) en la carrera espacial, el mundo entero continuaba pendiente de un hecho, y es que el cohete central seguía sin aparecer, tras cortarse la retransmisión, ni Elon Musk ni SpaceX hablaban al respecto.

No obstante, unas horas después del lanzamiento, la compañía estadounidense dio una rueda de prensa, en la que el propio CEO de la empresa, Elon Musk, afirmó que el cohete había impactado a una velocidad superior a unos 482 kilómetros por hora en el mar, a escasos metros de la plataforma marítima.

falcon heavy propulsores spacex 740x493 1

El motivo de este error fue que dos de los tres motores principales de encendido, que debían actuar para frenar el cohete en su descenso, se quedaron sin combustible para ello, y por ello el descenso terminó descontrolándose.

En la rueda de prensa, SpaceX afirmó que la plataforma marítima no había sufrido ningún daño, y Elon Musk aclaró que si recuperan algo de las imágenes del impacto las publicarán como uno más de los interesantes montajes de SpaceX, porque sin duda “pueden ser un contenido muy divertido”. Por otra parte, en sus redes sociales, Musk ya afirmó que se está preparando un nuevo lanzamiento del Falcon Heavy, que creen que se producirá a finales de este mismo año.

Artículos relacionados