Review: Sharkoon Ai7000

La nueva Sharkoon Ai7000 llega a nuestras manos con su diseño moderno y llamativo que destaca por ofrecer bahías externas de 5.25 pulgadas combinadas con cristal templado lateral y carenado de la zona inferior interna, algo que permite instalar tanto unidades ópticas como controlador de ventiladores para nuestro equipo de altas prestaciones. Eso si, también podemos optar por una opción sin cristal para amantes del silencio.

Veamos para comenzar sus especificaciones técnicas:

Sharkoon Ai7000
FormatoSemitorre / ATX
Dimensiones470 x 213 x 446 mm (alto, ancho, profundo)
Peso8 kg
MaterialesChasis acero
Frontal plástico ABS
Lateral principal de cristal templado con 4 mm de grosor
Bahías Externas:
1 x 3.5 pulgadas
1 x 5.25/3.5 pulgadas
Internas:
1 x 3.5 pulgadas
2 x 3.5/2.5 pulgadas
2 x 2.5 pulgadas
RefrigeraciónFrontal: 2 x 120/140 mm (radiador 240/280 mm x 57 mm)
Superior: 2 x 120/140 mm (radiador 240/280 mm)
Trasero: 1 x 120/140 mm (radiador 120/140 mm)
– 2 ventiladores frontales + 1 trasero LED incluidos
Ranuras expansión7 slots
Conectores2 x USB 3.0 + 2 x USB 2.0
2 x Jack 3.5 mm (auriculares y micrófono)
OtrosCompatible disipadores hasta 175 mm
Compatible gráficas hasta 380 mm
Compatibilidad fuentes hasta 230 mm

Antes de comenzar la review, queremos dar las gracias a Sharkoon por cedernos esta caja para su análisis.

 

Embalaje y Accesorios

La Sharkoon Ai7000 viene en una caja de cartón que nos muestra su diseño en líneas, así como sus especificaciones técnicas y sus principales características.

En el interior, un marco de corcho y una bolsa de plástico protegen la caja de los infortunios durante su transporte, siendo acompañada del manual de usuario, la tarjeta de garantía y algunos accesorios.

Además de un adaptador para convertir una de las bahías externas de 5.25 pulgadas en una de 3.5 pulgadas, encontramos en una caja que viene dentro del chasis la tornillería, algunas bridas de plástico y el altavoz de sistema.

Sharkoon Ai7000

Una vez desembalamos al completo la Sharkoon Ai7000, nos encontramos ante una semitorre con unas dimensiones de 470 x 213 x 446 mm (alto, ancho, profundo) y con un peso de 8 kg. Si bien sus dimensiones están dentro de la media, su peso si es algo más alto de lo habitual, aunque se debe sobre todo al cristal templado.

El frontal de plástico ABS ofrece un diseño agresivo por las branquias azules, las cuales también podemos adquirir en verde, rojo o negro, siendo esta última mucho más elegante. Como punto excepcional, ofrece en la zona superior 2 bahías de 5.25 pulgadas, algo cada vez más difícil de encontrar en la mayoría de chasis modernos y que permite instalar tanto una “anticuada” unidad óptica como un controlador de ventiladores o un lector de tarjetas. Además, como incluye el adaptador a 3.5 pulgadas, tenemos un mayor abanico de posibilidades.

Giramos la torre para ver como el lateral principal está cubierto por completo por un cristal templado tintado que permite ver el interior del equipo a través de sus 4 mm de grosor. Mientras, el opuesto, es metálico y completamente opaco.

El lado posterior de la caja nos ofrece la fuente de alimentación en posición inferior, 7 slots de expansión y la rejilla para un ventilador de 120/140 mm que permite regularlo en altura.

La tapa superior ofrece una zona mallada que permite la entrada/salida de aire al interior del chasis, quedando cubierta por un filtro antipolvo magnético.

Además de los botones de encendido y reinicio, encontramos la habitual pareja de jacks de 3.5 mm para auriculares y micrófono acompañada de una pareja de puertos USB 2.0 y otra pareja de puertos puerto USB 3.0. Aunque no podamos ponerle mucha pega, pues es lo realmente usado, se echa quizás en falta la adición de un USB Tipo-C más de cara al futuro que al presente.

Por último, la base ofrece 4 platas de plástico que son remadas por tiras de goma para evitar transferir vibraciones a la mesa, contando también con un filtro antipolvo removible para la fuente, como ya es estándar.

Interior

Tras retirar las tapas laterales, pasamos a ver como en el interior de la Sharkoon Ai7000 tenemos espacio para instalar placas base ATX, aunque obviamente también las de menor formato.

Sobre ellas podemos colocar un disipador hasta 175 mm de altura y gráficas con hasta 380 mm de longitud, quedando una apertura en el lado derecho de la placa para pasar el cableado hacia el lado trasero.

De cara al frontal, encontramos espacio para instalar 2 ventiladores de 120/140 mm, los cuales vienen incluidos y pueden ser acompañados de un radiador de 280/240 mm con hasta 57 mm de grosor.

En el lado posterior encontramos incluido un ventilador de 140 mm, pudiendo ver cómo todas las tapas de slots son reutilizables.

Tumbamos la torre para ver como en el lado superior podemos instalar otra pareja de ventiladores de 120/140 mm, aunque un radiador quizás quedaría demasiado cerca de los conectores superiores de la placa base.

Siguiendo la moda actual, la fuente de alimentación queda carenada, algo que permite ocultar su cableado y, de paso, algunas bahías.

Giramos la torre para ver cómo, tras la placa base, es la propia bandeja metálica la que permite la instalación de 2 unidades de 2.5 pulgadas en el margen izquierdo, dejando ocultas bajo el carenado otras 2 bahías para unidades de 3.5/2.5 pulgadas en bandejas extraíbles y una bahía de 3.5 pulgadas adicional en la base del propio chasis. La fuente de alimentación queda apoyada sobre unos pivotes rematados en gomas para evitar también transmitir las vibraciones, pudiendo optar por modelos de hasta 230 mm de profundidad.

Por último, echamos un vistazo al cableado, el cual es el esperado con cables de dos hilos para botones y LEDs y headers para los USB y el audio.

Conclusión

La Sharkoon Ai7000 ofrece espacio para instalar en su interior equipos de alto rendimiento que quedaran expuestos al mundo desde su lateral principal gracias a que esta cubierto al completo por un cristal templado tintado. Ofrece la posibilidad de organizar a la perfección los componentes y, sobre todo, su cableado para que quede bien presentado, quedando solo a la vista la placa base y lo que pongamos sobre ella, así como el sistema de refrigeración gracias al carenado inferior.

Placa base ATX, o inferiores, podrán ser combinadas con disipadores de hasta 175 mm de altura y gráficas de hasta 380 mm de longitud, por lo que no estaremos limitados en ninguno de estos aspectos, mientras que ofrece la posibilidad de instalar hasta 6 ventiladores (3 incluidos) y radiadores dobles.

Podemos encontrarla a la venta en tiendas como CoolmodAmazon por 85 euros, un precio algo elevado para una marca que suele ofrecer productos más económicos, aunque sube de gama claramente con este modelo.

Principales ventajas
+Carenado inferior para fuente y unidades de almacenamiento
+Lateral principal de cristal templado con 4 mm de grosor
+Incluye 3 ventialdores
+Compatible con disipadores de hasta 175 mm
+Permite gráficas de hasta 380 mm
Aspectos Negativos
Precio algo elevado
Otros Aspectos
*2 bahías de 5.25 pulgadas externas

Desde del El Chapuzas Informático le otorgamos el Galardón de Oro al chasis Sharkoon Ai7000.

Artículos relacionados