Las autoridades de Australia desactivan el implante de un biohacker

El gobierno de Nueva Gales del Sur, en Australia, ha decidido desactivar el implante de un biohacker que éste decidió crearse hace unos meses. Meow-Ludo Disco Gamma Meow-Meow (sí, ese es su nombre legal) es un biólogo molecular que reside en el país australiano, y se trata de uno de los primeros 'cyborgs', puesto que cuenta con un implante tecnológico que él mismo se colocó en uno de sus brazos.

biohacker nueva gales del sur implante 740x455 0

Meow-Meow cuenta con diferentes implantes electrónicos en su cuerpo, pero el que le ha dado un reciente problema con el gobierno de su país es un chip que se encuentra en una de sus manos y que almacena la información necesaria sobre su pase de transporte, lo que le permite coger trenes o autobuses, como si de una tarjeta de transporte usual se tratara. Sin embargo, este no es su único implante, pues realmente este 'biohacker' cuenta con otros dos dispositivos en su interior, de los cuales uno es un medio de almacenamiento donde Meow-Meow deposita algunos de sus documentos más preciados.

Realmemte, las autoridades de Nueva Gales del Sur ya desactivaron este chip el pasado abril de 2017, pero dado que el implante en sí mismo no estaba registrado a su nombre, este biólogo molecular ha podido usarlo durante casi un año. Sin embargo, irónicamente, las autoridades australianas consiguieron desactivarlo completamente hace unos días, cuando Meow-Meow se disponía a coger un avión a Estados Unidos, donde acudiría a una convención sobre los cyborgs y sus derechos. A la vuelta de su pequeño viaje al país estadounidense, se encontró con que su chip ya no funcionaba, y es por ello que ahora se plantea demandar al gobierno, por infringir sus derechos al respecto, además de proponer la creación de nuevas leyes con respecto a los cyborgs.

vía: engadget

Artículos relacionados