Intel se enfrenta a múltiples demandas relacionadas con la vulnerabilidad de sus procesadores

Los problemas de seguridad de los procesadores de Intel están comenzando a mostrar ya las repercusiones legales. Estas responsabilidades legales llegan en forma de tres demandas que ya han sido presentadas en contra de la firma estadounidense, tan sólo tres días más tarde de que se dieran a conocer las vulnerabilidades conocidas como Meltdown y Spectre.

Por el momento, las demandas a las que se enfrenta Intel son tres demandas colectivas que han sido presentadas en Estados Unidos, concretamente en los Estados de Oregón, Indiana y California. No obstante, las reclamaciones no vienen dadas directamente por la presencia de las vulnerabilidades, sino por el hecho que se dio a conocer de que si Intel lanzaba un parche para eliminarlas, sus procesadores sufrirían caídas de rendimiento de hasta un 30 por ciento.

Del mismo modo, la organización española Facua-Consumidores en Acción ha declarado recientemente en un comunicado que se encuentran estudiando las opciones legales que se podrían llevar a cabo en los próximos días contra Intel. Facua ha asegurado que, en caso de que se confirmen las pérdidas de rendimiento de hasta el 30 por ciento en algunos procesadores, se procederá a reclamar el pago de los productos o el cambio de los mismos por otros nuevos  o, incluso, la sustitución completa de los ordenadores de los afectados.

vía: gizmodo

Artículos relacionados