La ciudad china de Shenzhen pone en funcionamiento 16.359 autobuses eléctricos

La ciudad Shenzhen, una de las más avanzadas tecnológicamente de toda China, ha anunciado que todo su transporte público de autobuses pasará a ser totalmente eléctrico, para así dar un paso más en la importante lucha contra toda la contaminación y los gases que expulsan todos los vehículos del país asiático.

Según el informe publicado, serán un total de 16.359 los autobuses que ahora pasarán a ser totalmente eléctricos, lo que se traduce en prácticamente toda la flota de transporte público que tiene la ciudad de Shenzhen, exceptuando un total de 634 buses que seguirán manteniendo un motor de combustión en caso de ser necesarios para un transporte de emergencia. Del mismo modo, la ciudad china cuenta con un total de 12.518 taxis que se basan en la energía eléctrica, por lo que ahora el 62,5 por ciento de sus taxis en circulación siguen el nuevo sistema de propulsión, mucho más beneficioso para el medio ambiente.

Tal y como explicaron las autoridades de Shenzhen, el plan actual de la ciudad para conseguir que toda su estructura de taxis sea completamente eléctrica será completado antes de lo previsto, por lo que la meta del año 2020 será cumplida con tiempo sobrante. Por otra parte, también relacionado con los vehículos eléctricos, la ciudad ha construido un total de 510 nuevas estaciones de carga, así como 8.000 plataformas de carga adicionales para el mismo tipo de vehículos. Por el momento, y sólo de inversión inicial, las autoridades de Shenzhen han invertido 490 millones de dólares para poner todo en funcionamiento, aunque no deja de ser una cifra pequeña para conseguir aire limpio y libre de gases contaminantes.

vía: engadget

Artículos relacionados