Gaijin Entertainment: “La Xbox One X es equiparable a una GeForce GTX 1080 y una TITAN X”

Parece que a la gente ya se le está yendo de las manos tomar alcohol con las navidades a la vuelta de la esquina.

Un claro ejemplo lo encontramos hoy de mano de Anton Yudintsev (Rusia + Vodka, ya se entiende), CEO de Gaijin Entertainment, que ha estado detrás de juegos como X-Blades, IL-2 Sturmovik o el más conocido War Thunder, y que realizó una entrevista para GamingBolt relacionada con el poder gráfico de la Xbox One X y cual es su rival gráfico respecto a las tarjetas gráficas disponibles para PC, y sus declaraciones son cuanto menos inverosímiles:

“En primer lugar, los desarrolladores de consolas tienen un mejor acceso al hardware debido a una capa API muy delgada, y pueden hacer un código mejor y más rápido para el hardware exacto (para una consola en particular)”.

“Obviamente, sería más correcto compararlo con una de las GPU de AMD (ya que Xbox One X usa realmente una GPU de AMD), pero Nvidia actualmente domina el mercado de PC. Entonces, yo diría que la potencia de computación de la GPU de Xbox One X es equiparable a una GeForce GTX 1080, sin embargo, la cantidad de memoria GDDR5 y su ancho de banda, que es muy importante para los juegos actuales (ya que muchos de ellos están limitados por la velocidad de memoria) lo hace algo parecido a la serie Titan X “.

Al parecer, obviamente, según Anton Yudintsev, AMD es tan buena que ha conseguido hacer que la gráfica de una consola esté entre una GeForce GTX 1080, en términos de rendimiento, y una TITAN X por su ancho de banda (como el número es mayor, ya es mejor), algo curioso cuando en el mercado de tarjetas gráficas de sobremesa, su gráfica tope de gama, la Radeon RX Vega 64, es un despropósito en términos de consumo y rendimiento respecto a la GeForce GTX 1080, recordando que la gráfica de la Xbox One X equivaldría a una Radeon RX 580 que viene a luchar con la GeForce GTX 1060 6GB.

Si, la optimización hace mucho, pero no hace milagros, aún estamos esperando el ‘El Poder de la Nube’, y mientras eso sucede, parece que muchos desarrolladores están buscando ensalzar un rendimiento gráfico inexistente, y una prueba de ello lo vemos cada semana con el rendimiento/calidad gráfica de los juegos en la consola.

Si en el pasado teníamos otros estudios que la comparaban con una GeForce GTX 1070, ya lo de hoy es un despropósito, y dan la sensación de ser unos anuncios a la desesperada para buscar asombrar, y es que la Xbox One X no se estaría vendiendo nada bien. Debido a que Microsoft no revela datos, por ahora se espera que la consola cierre el año con menos de 1 millón de unidades vendidas.

Artículos relacionados