Así luce Skyrim en la Nintendo Switch vs PlayStation 4

Con la llegada del The Elder Scrolls V: Skyrim Special Edition a la Nintendo Switch, toca ver como luce este éxito de ventas en todas las plataformas a las que ha llegado, un título Triple A que Digital Foundry ha comparado con la versión de PlayStation 4.

Para empezar, el Skyrim se ejecuta a una resolución nativa de 1600 x 900 píxeles cuando la consola se encuentra conectada al Dock, el cual está conectado de forma directa a la corriente eléctrica lo que permite administrar más energía a la consola haciendo que tanto la frecuencia del procesador y los gráficos aumenten para generar potencia adicional.

En la versión portable, sucede lo contrario, se reduce el rendimiento pero también la resolución, hasta los 1280 x 720 píxeles, pero aquí sucede lo mismo visto con las consolas de nueva generación, una resolución dinámica que puede hacer que caiga hasta los 896 x 720 píxeles, un 70% menos respecto a la resolución nativa, lo que le ayuda a mejorar el rendimiento.

Obviamente, estas resoluciones van ligadas a una tasa de imágenes que tiene los 30 FPS como techo, lo mismo que ofrece las versiones de PlayStation 4 y Xbox One aunque a mayor resolución. Por suerte, la resolución en la consola importa poco cuando jugamos en movimiento, pues hay que recordar que ofrece un panel de 6 pulgadas a una resolución de 1280 x 720 píxeles. Así que vamos a lo que importa, la calidad gráfica.

A diferencia de lo que cualquiera podría pensar, la baja resolución empleada es un gran ventaja, pues reduces mucho el esfuerzo requerido por la consola pudiendo mejorar otros aspectos como la calidad gráfica. Gráficamente, comparado con la PlayStation 4, no existen grandes diferencias a simple vista. Si miramos con lupa, podemos ver más follaje o mas distancia de dibujado en el follaje en la consola de Sony, además de mejores texturas junto a las sombras o iluminación volumétrica.

Eso sí, sin querer quitar mérito, el Skyrim es un juego “gráficamente obsoleto” hay que recordar que el juego llego a PC en noviembre del 2011 para luego ir llegando a todas las consolas de nueva generación sin acercarse a la calidad gráfica ofrecida por el PC muchos años atrás.

Artículos relacionados