Filtrado el primer benchmark de un Snapdragon 835 bajo Windows 10

Ya tenemos por aquí la primera prueba de rendimiento de un SoC ARM bajo el sistema operativo Windows 10, concretamente el Snapdragon 835 que da vida a un equipo de HP de 12 pulgadas con 4GB/8GB de memoria RAM y 128GB/256GB de almacenamiento UFS.

Sin sorpresas de por medio para eliminar rápidamente el Hype, yo llega ni tan siquiera a hacer sombra a un procesador de cuatro núcleos, siendo comparado, aunque hay que reconocer que de forma injusta, con un procesador Intel Core i3-8100 @ 3.60 GHz, mientras que el SoC de Qualcomm posee 8 núcleos @ 1.90 GHz.

Hay que tener en cuenta también que el Snapdragon 835 ejecuta las aplicaciones de Windows 10 mediante emulación, lo que le hace ir más lento, pero en lo que respecta a términos de rendimiento, sería ligeramente inferior a un Intel Celeron N3450 @ 2.20 GHz, que no está nada mal sabiendo que hay una emulación de por medio. Lo interesante aquí es que la CPU de Intel arroja un TDP de 6W, mientras que el Snapdragon 835 se mueve con un TDP que va desde los 2.5 hasta los 5W, por lo que tenemos un rendimiento similar con un consumo muy inferior, que será el punto fuerte de los dispositivos que hagan uso de la plataforma ARM prometiendo superar el día de autonomía, algo que aún no hemos visto en un portátil con CPU Intel.

Estos datos únicamente nos hablan de un test de rendimiento del procesador en el software de benchmarking Geekbench arrojando una puntuación mononúcleo de 1202 puntos frente a los 4068 puntos en la prueba multinúcleo, desconociendo otro aspecto importante, la potencia de los gráficos integrados. Tocará seguir esperando, pero poco, ya que los primeros dispositivos con SoC ARM con Windows 10 deberían llegar antes de finalizar el año.

vía: Mspoweruser

Artículos relacionados