El Micro-LED promete dar vida a la próxima generación de pantallas mejorando al OLED

Ahora mismo el uso de la tecnología OLED está siendo bastante popular en el mundo e la telefonía móvil, pero una tecnología de visualización similar, llamada Micro-LED, podría ser la siguiente gran tecnología que todos los fabricantes querrán incorporar en sus dispositivos. Pese a que ambos son auto-emisores, la tecnología Micro-LED ofrece una vida útil más larga que los actuales paneles OLED (no se queman), es más pequeño (más fácil de producir paneles de mayor resolución en un formato compacto), y cuenta con tiempos de respuesta muy altos en el rango de los nanosegundos.

La tecnología Micro-LED comparte una serie de rasgos con la tecnología OLED, haciendo comparaciones un poco más fáciles que los debates LCD vs OLED. Para empezar, ambos tienen la palabra LED en su nombre, lo que significa que ambos están construidos a partir de diodos emisores de luz. Esto significa que los dos emplean una tecnología de “auto-emisión”, por lo que cada sub-píxele rojo, verde y azul produce su propia luz, a diferencia del LCD, que requiere una retroiluminación dedicada. Por lo tanto, las pantallas de Micro-LED ofrecen relaciones de contraste muy alto y negros profundos, al igual que OLED. También hay un plano TFT utilizado para alimentar cada uno de los píxeles individuales.

Donde la tecnología Micro-LED difiere del OLED está en el compuesto de sus materiales LED. El O en OLED significa orgánico, y se refiere a los materiales orgánicos utilizados en la luz que produce parte de la pila de píxeles (de ahí la vida útil y que se terminen quemando). La tecnología Micro-LED cambia esto a un material inorgánico de nitruro de galio (GaN), que se encuentra típicamente en la iluminación LED normal. Este cambio también reduce la necesidad de una capa de polarización y encapsulación, haciendo que los paneles sean más delgados. Como resultado, los componentes Micro-LED son pequeños, de ahí el nombre, que miden menos de 100 μm. Eso es menos que el ancho de un cabello humano.

La tecnología Micro-LED fue inventada en el año 2000 por un grupo de investigación dirigido por el profesor Hongxing Jiang y el profesor Jingyu Lin, de la Universidad Tecnológica de Texas. Sin embargo, la primera demostración de micro-LED en un producto de consumo fue un televisor Sony de 55 pulgadas Full HD “Crystal LED Display” que se mostró en 2012. En ese momento, se jactó de ofrecer un contraste y una gama de colores mucho mejor que el resto de competidores.

Sin embargo, la tecnología de Sony fue increíblemente cara, y la técnica de fabricación no era comercialmente viable en una mayor escala. Eso no impidió que las empresas invirtieran en mejoras relacionadas con las técnicas de fabricación de paneles Micro-LED, sin embargo, ahora la industria sugiere que se están acercando a una producción comercial viable. Algunos analistas esperan que en el 2018 o 2019 se den más charlas sobre las capacidades de producción y productos potenciales, aunque primero tendrá que existir una elevada producción para que los fabricantes ya se planteen su uso.

vía: hardocp

Artículos relacionados