Review: Corsair Vengeance LPX DDR4 4500 MHz

Tras analizar hace ya tres años la primera generación de memorias Corsair LPX en formato DDR4, hoy tenemos con nosotros en exclusiva uno de los kits más poderosos ya no solo de la marca, sino del mercado: las Corsair Vengeance LPX DDR4 4500 MHz. Con un diseño simple y refinado, ofrecen frecuencias impresionantes para unas memorias DDR4, aunque con ciertas limitaciones que veremos a lo largo de la review.

Veamos sus especificaciones técnicas en la siguiente tabla:

Corsair Vengeance LPX DDR4 4500 MHz
Capacidad2 x 8 GB
Frecuencias4500 MHz
Latencias19-19-19-39
Voltaje1.45 V
XMPIntel XMP 2.0
Altura34 mm
OtrosGarantía de por vida
Incluye Vengeance Airflow

Antes de comenzar la review dar las gracias a Corsair por cedernos las memorias Vengeance LPX DDR4 4500 MHz para nuestro análisis. Al ser una review algo más corta no la dividiremos en páginas, así que ¡empecemos!

Las memorias Corsair Vengeance LPX DDR4 4500 MHz llegan en una caja de cartón algo voluminosa para la que suelen traer las memorias RAM, pues en su interior se esconde el kit Corsair Vengeance Airflow que veremos a continuación.

El Corsair Vengeance Airflow es un ventilador que podremos colocar sobre las memorias para ayudar a mantener las temperaturas bajo limites deseables, algo de agradecer en un modelo con disipador compacto y brutales frecuencias.

Corsair Vengeance RGB

Viendo los módulos de memoria Corsair Vengeance LPX, difícilmente pensaríamos que estamos ante unos de los módulos más rápidos del mercado, pues con su disipador compacto con tan solo 34 mm de altura, parecen más unas memorias básicas que tan potentes. Sin embargo, no nos dejemos engañar por ello, pues con sus 4500 MHz solo están superadas por las de 4600 MHz de la propia familia.

Disponibles únicamente en pack de 2 x 8 GB, las memorias Corsair Vengeance LPX DDR4 4500 MHz requieren de 1.45V para alcanzar dichas frecuencias, aunque obviamente son compatibles con el perfil convencional de memorias a 2666 MHz con 1.2V. sus latencias

Sus valores de latencias de 19-19-19-39 no parecen ser las mejores, pero si tenemos en cuenta la frecuencia a las que las consiguen, son realmente excelentes.

Destacar por último la compatibilidad con Intel XMP 2.0, por lo que incluso para alcanzar estas frecuencias tan elevadas solo tendremos que teóricamente activar el perfil, aunque aquí vienen las limitaciones.

Debemos decir que dichas frecuencias solo se consiguen con los procesadores Intel Core i7-7740K e i5-7640K, ambos Kaby Lake-X para el socket LGA2066 de Intel. Por lo tanto, están limitadas a una configuración dual-channel, pues ambos modelos no aprovechan la arquitectura quad-channel de las placas con dicho socket.

Pruebas

Hemos probado los módulos de memoria en el siguiente equipo de pruebas:

El segundo punto a tener en cuenta es que al activar el perfil XMP y colocar las frecuencias de forma automática en 4500 MHz, tendremos que regular el multiplicador del procesador para que no sobrepase los límites que pueda soportar y/o podamos refrigerar, pues el BCLK nos subirá a 108.89 MHz.

Hemos optado por analizar el rendimiento manteniendo una frecuencia similar a la de referencia, 4.3 GHz, y con el máximo overclocking que nos ha permitido la placa base manteniendo el voltaje del procesador en automático, 4.8 GHz. Además, hemos comparado los resultados con los obtenidos con las memorias G.Skill TridentZ @ 3600 MHz.

En primer lugar, hemos realizado pruebas de cálculo mononúcleo y multinúcleo, viendo como la mejora de rendimiento se sitúa en torno a un 1% y un 4% respectivamente.

A continuación, hemos realizado pruebas de renderizado 3D y codificación de video, obteniendo una mejora casi nula y del 7% respectivamente.

Por último, hemos comprobado como las latencias reales mejoran considerablemente aunque sus valores CL sean superiores a los de las G.Skill, por el aumento considerable de frecuencias, al igual que ocurre al aumentar la frecuencia de la CPU.

Sin embargo, algo que nos llama la atención y nos sorprende completamente es que las velocidades de lectura, escritura y copia en RAM son prácticamente las mismas, por lo que parece que es la propia plataforma (placa, chipset, micro) las que las limitan.

Conclusión

Los módulos de memoria Corsair Vengeance LPX DDR4 4500 MHz ofrecen unas frecuencias prácticamente sin igual, pues solo los módulos de 4600 MHz de la propia marca (y alguna otra) los superan. Sin embargo, como hemos visto, requieren de una combinación de procesador/placa algo restrictiva que limita su configuración a dual-channel, al menos hasta que nuevos procesadores vean la luz.

Si nos centramos en el rendimiento que ofrecen, vemos una mejora nunca superior al 7% frente a unas memorias ya rápidas como las 3600 MHz con las que las hemos comparado, algo de esperar y que no nos sorprende.

Actualmente podemos encontrar en España la familia Vengeance LPX partiendo de los 2133 MHz hasta llegar a los 4400 MHz, concretamente este pack de 2×8 GB por unos 400 euros, por lo que deberían rondar ese precio cuando estén próximamente disponibles. Eso sí, tenemos packs mucho más económicos a 4000 MHz por unos 250 euros, o 3200 MHz por 200 euros, frecuencias con una relación rendimiento/precio mucho más atractiva.

Principales ventajas
+Brutales frecuencias de serie, 4500 MHz
+Compatibilidad con Intel XMP 2.0
+Incluyen disipador Vengeance Airflow
Aspectos Negativos
Precio elevado
No podremos configurarlas en quad-channel
Otros Aspectos
*Requieren de un procesador i7-7740K o i57640K
*Disipador con 34 mm de altura

Desde del El Chapuzas Informático le otorgamos el Galardón de Oro a las memorias Corsair Vengeance LPX DDR4 4500 MHz.

Artículos relacionados