Aparecen nuevos iPhone 8 Plus con la batería hinchada

Un pequeño pero creciente número de propietarios de iPhone 8 Plus siguen compartiendo imágenes de sus dispositivos afectados por el ya conocido "Splitgate", donde la batería del terminal se hincha hasta el punto de separar la pantalla del chasis del dispositivo. Uno de los ultimos casos es de un usuario de Toronto, Canadá, el cual mostró en MacRumors unas imágenes de su terminal comprado el pasado domingo que tras dejarlo cargando por la noche, a la mañana siguiente se encontró con que la batería ya corría un riesgo de explosión y procedió a su devolución.

uzasinformatico.com wp content plugins a3 lazy load assets images lazy placeholder 0

El segundo terminal defectuoso de esta semana apareció por Grecia, en una tienda de reparación de Apple llamada "iRepair", donde indican que sucedió lo mismo que el caso anterior. Compraron el dispositivo, lo pusieron a cargar por la noche y a la mañana siguiente la batería se había inflado hasta el punto de desencajar la pantalla. Obviamente, el usuario indicó que hizo uso tanto del cargador como el cable Lightning oficiales de Apple. El resultado del terminal es el siguiente.

uzasinformatico.com wp content plugins a3 lazy load assets images lazy placeholder 2

Debido a ello, ya han habido terminales defectuosos en Taiwán, Japón, Canadá, Grecia y se le suma el más reciente, Hong Kong, donde en este caso un usuario compró el iPhone 8 Plus de 64 GB y al llegarle a la casa el terminal ya mostraba la pantalla desencajada. Nada más conocerse el problema, una portavoz de Apple dijo a MacRumors que la compañía era "consciente" y que "investiga" el asunto.

uzasinformatico.com wp content plugins a3 lazy load assets images lazy placeholder 4

Por ahora son muy pocos los terminales afectados de millones de unidades distribuidas, y por ahora ninguna de las baterías ha explotado como fue el caso del Galaxy Note7. Tuvieron que darse a conocer el defecto de su batería en cientos de terminales para que Samsung reconociera el problema y lo retirara del mercado. Más tarde reconoció que un problema de diseño en su terminal tope de gama para dicha época era el causante de las explosiones (no tener espacio suficiente para cuando la batería se dilataba).

Artículos relacionados