Western Digital compra la división de memoria de Toshiba por 18.300 millones de dólares

Los rumores ya lo anunciaban, y hoy se ha hecho oficial, una prácticamente en quiebra Toshiba ha vendido su división de chips de memoria a Western Digital por 18.300 millones de dólares, lo que se traduce en unos 15.300 millones de euros, donde aquí ganan ambas compañías, Toshiba gana una gran cantidad de dinero, y Western Digital sale reforzada en muchos aspectos.

Western Digital se ve beneficiada por varios factores más que predecibles, se meterá de forma muy fácil y rápida a un segmento en auge, pues los chips de memoria darán vida a una gran cantidad de dispositivos, desde smartphones y tablets hasta portátiles y SSDs.

Esto también le permitirá lanzar una nueva gama de SSDs SATA III y M.2 más competitivas en términos de ganancia al poder incorporar sus propios chips a sus productos a precios de coste sin intermediarios, pudiendo así mantenerse fuerte en el mercado de los discos duros mecánicos (HDD) a la par que intenta hacerse un hueco en el duro y ya saturado mercado de las unidades en estado sólido (SSD) pudiendo, por primera vez, tener planteamientos de competir con su gran rival, Samsung, lo que daría lugar a una mayor competencia y mejores productos y precios para los consumidores.

El acuerdo tendrá lugar de forma oficial el próximo miércoles 20 de septiembre, donde una firma sellará la compra.

Artículos relacionados