Los Crimson ReLive Edition 17.9.2 activarán el CrossFire en las Radeon RX Vega

AMD anunció en el día de hoy que activará la posibilidad de realizar una configuración Multi-GPU (CrossFire) mediante dos Radeon RX Vega 64 o Radeon RX Vega 56, y para ello el único requisito es, obviamente, tener dos de estas GPUs, además de instalar los controladores Radeon Crimson ReLive Edition 17.9.2 que lanzará próximamente.

Como punto negativo, AMD hará lo mismo que Nvidia, sólo se podrán unir un máximo de dos tarjetas gráficas, no ofreciendo así soporte oficial para usar tres o mas tarjetas gráficas, algo bastante discutible, poca gente realmente usaría dicha configuración, pero aquellos que la requieran por cualquier necesidad, no tendrán acceso a ello. Si metemos en la ecuación el consumo energético, ya todo cuadra un poco.

AMD también proporcionó un gráfico (pruebas internas) tras emplear dichos controladores comparando el rendimiento del juego con la media de FPS como métrica, mostrando la diferencia de rendimiento entre una y dos Radeon RX Vega 64.

Tal y como se puede comprobar en el gráfico, la segunda Radeon RX Vega 64 empleada aporta una mejora de rendimiento que se mueve en torno al 80 por ciento, recordando que en estos casos nunca 1+1 es igual a 2. Aunque como siempre, estas pruebas hay que cogerla con pinzas, ya desconocemos tanto calidades gráficas como resoluciones.

Artículos relacionados