El cristal permitirá crear discos duros (HDD) de más de 20TB de capacidad

Los discos duros mecánicos (HDD) ya no son la opción de almacenamiento principal para una gran mayoría de PC’s, y el motivo es bastante simple, la transición a las unidades de estado sólido (SSD), que otorgan una notoria mejora de rendimiento en cómo interactuamos con el equipo. Aún así, todavía hay mucho mercado para los HDD, y esto se debe a su gran capacidad de almacenamiento y bajo coste, teniendo como a Seagate y Western Digital como las principales compañías que siguen impulsando el mercado trayendo unidades de mayor capacidad, y ahora el cristal/vidrio jugaría un papel crítico para permitir fabricar unidades de 20 TB hacia delante.

Según indicó Nikkei Technology, esa será el siguiente paso a seguir por Hoya, un prestigioso fabricante de filtros de alta calidad para las lentes de cámaras, que también suministra subtratos de cristal para los HDD. Así es, a día de hoy se emplea este material para dar vida a unidades mecánicas, aunque principalmente a unidades slim de 2.5″ pensando en los equipos portátiles, mercado que ya se ha vuelto limitado ya que no requiere de grandes dosis de capacidad peso sí de velocidad, bajo consumo y peso, y es por ello que en este segmento los SSD son cada vez más relevantes a la hora de comprar un equipo.

De esta forma, ahora Hoya estaría buscando una transición a las unidades de 3.5″, que emplean sustrato de aluminio. Al cambiar al vidrio, además de tener una mayor rigidez, ofrece una mayor suavidad y, sobre todo, son más planos, lo que permite añadir más sustratos en cada plato por unidad y con ello multiplicar la capacidad. Otra de las ventajas, es que el vidrio se expande menos que el aluminio cuando alcanza elevadas temperaturas, por lo que es mucho más resistente al calor, en torno a los 700ºC, mientras que el aluminio resiste unos 200ºC.

De esta forma, el HDD seguirá estando vivo, pero la tecnología SSD cada vez va mucho más rápido e incluso ofreciendo una mayor densidad, pero el problema está en el precio por gigabyte ofrecido frente a los HDD, por lo que hasta que este precio no compense, a los HDD aún le quedan mucha vida por delante.

Artículos relacionados