Confirmado, las CPUs Coffee Lake sólo funcionarán con el chipset Intel 300

Ya lo avisaba ASRock mediante un tweet (que luego eliminó), y hoy ha sido  cuando Intel lo ha confirmado, la 8ª Generación de procesadores Intel Core, conocidos como Coffee Lake, emplean el socket LGA1151, pero sólo será compatible con la próxima generación de placas base con los chipset se la serie Intel 300, por lo que las actuales placas base con los chipset Intel 200 son incompatibles para su uso. Obviamente, un movimiento para vender más placas base, pues las mejoras de este chipset respecto al actual son inexistentes.

Este momento tendrá lugar en algún momento de otoño, que será cuando lleguen inicialmente los primeros Intel Core i7 y Core i5, ambos con 6 núcleos físicos y con 12 y 6 núcleos lógicos (HyperThreading) de forma respectiva, los cuales estrenarán “nuevos” gráficos integrados, los Intel UHD Graphics 630, los cuales son los actuales Intel Graphics 630 a los que se le ha añadido, de forma de publicidad, las siglas de Ultra High Definition (Ultra Alta Definición en castellano).

De esta forma, ya sabéis, si tenéis una placa base LGA1151 y pensabais dar el salto a los 6 núcleos, no os quedará más remedio que volver a pasar por caja y comprar la nueva CPU junto a una nueva placa base.

vía: Videocardz

Artículos relacionados