Review: Antec P8

Antec P8

Una vez desembalamos al completo la Antec P8, nos encontramos ante una semitorre de cierta envergadura, pues no en vano especifica unas dimensiones de 443 x 210 x 470 mm. Su peso tampoco es ligero, aunque no especifican el valor, pero con un chasis de acero y cristal templado lateral, ligera no podría ser nunca.

El diseño del frontal es bastante sobrio y elegante, con un acabado rugoso en el que destacará mucho el logotipo de Antec con iluminación LED blanca. En el margen izquierdo, encontramos una pareja de puertos USB 3.0, los conectores jacks de 3.5 mm para auriculares y micrófono y los botones de encendido/reset junto a los LEDs de encendido y lectura en disco.

En el lateral principal encontramos una amplia ventana de cristal templado tintado que permite entrever el interior de la Antec P8 a la perfección, mientras que el lateral secundario es completamente opaco.

En el lado posterior de la caja nos encontramos con la fuente en posición inferior (prácticamente ya todas las torres vienen así), 7 slots de expansión y la rejilla del ventilador trasero de 120 mm, el cual viene incluido.

El lado superior si cuenta con un enrejado que permite un mejor flujo de aire de los posibles ventiladores que instalemos, contando con un filtro antipolvo que podemos retirar con facilidad.

La base cuenta con 4 patas de plástico rematadas en tiras de espuma y un filtro anti-polvo removible para la fuente de alimentación, pudiendo además ver los 4 tornillos que fijan el bloque de bahías que veremos más adelante, pudiendo quitarlo o desplazarlo a nuestro antojo.
Seguir leyendo…

Artículos relacionados