Descubren un agujero negro supermasivo fuera de control

La Agencia Espacial Estadounidense o NASA por sus siglas en inglés, ha descubierto un agujero negro supermasivo que se encuentra en una galaxia situada a 3.900 millones de años luz de la Tierra, en la más que conocida como constelación de la Osa Mayor. Este agujero negro cuenta con una masa que ha de medirse en 160 millones de masas solares, y ha sido hallado gracias al observatorio Chandra de rayos X, el satélite artificial lanzado por la NASA en julio de 1999.

Lo más importante de este agujero negro es, aparte de su enorme masa, que se trata de un agujero negro errante. Esto quiere decir que viajan a través del espacio, por lo que se convierten en fenómenos considerados fuera de control. La causa de que se traten de “errantes” se debe a que estos objetos pueden fusionarse, y cuando esto ocurre sufren violentas transformaciones que los hacen “saltar” hacia el espacio intergaláctico, es decir, dejan de estar en el centro de una galaxia o sujeto a su gravedad para pasar a moverse de forma descontrolada.

Para entenderlo, este fenómeno ocurre en cierto modo de forma parecida con los cuerpos y planetas que son expulsados de sus Sistemas Solares, debido a la gravedad de otros cuerpos, para vagar en soledad por todo el espacio, cosa que también tiene lugar con las estrellas solitarias situadas en el exterior de las galaxias, que también son expulsadas al vacío espacial.

vía: abc

Artículos relacionados