Microsoft explica porqué no usaron una CPU AMD Ryzen en la Project Scorpio

Desde que se dieron a conocer algunas de las especificaciones de la Project Scorpio, lo más criticado ha sido volver a reutilizar el mismo procesador ya visto en la Xbox One, Xbox One S, la PlayStation 4 y la PlayStation 4 Pro, conformado por 8 núcleos Jaguar que esta vez han sido exprimidos hasta alcanzar los 2.30 GHz. Básicamente, la crítica se debe a que estos núcleos son un impedimento para poder ofrecer realmente un rendimiento 4K @ 60 FPS sin generar un cuello al sistema.

Es por ello que Microsoft, en respuesta a Eurogamer, indicó que dicha CPU será más que suficiente para la consola, a la par que con ello se garantiza la retrocompatibilidad con la Xbox One.

“En cuanto a la CPU, han habido muchas conjeturas de que la Scorpio contaría con la nueva tecnología Ryzen de AMD, algo que creíamos improbable debido a los plazos de fabricación, sin mencionar que Microsoft nos dijo el año pasado que la nueva consola contaría con una CPU de ocho núcleos.

Todos los signos apuntan a los núcleos Jaguar subidos de vueltas que encontramos en Xbox One, y la configuración de CPU de Scorpio es de hecho una evolución de esa tecnología, pero sujeta a una amplia personalización y la descarga de tareas clave al hardware dedicado”, Eurogamer.

“Así que, ocho núcleos, organizados como dos clústeres con un total de 4 MB de caché L2. Estas son unas CPUs únicas personalizadas para Scorpio corriendo a 2.30 GHz. Aludiendo a los objetivos, queríamos mantener el 100 por ciento de compatibilidad con la Xbox One y la Xbox One S al tiempo que se aumenta el rendimiento entregado”, dice Nick Baker, jefe arquitecto de la arquitectura de Xbox.

Artículos relacionados