El Galaxy S8 tiene un coste de fabricación de 287 euros

Gracias a IHS Markit podemos conocer cuánto cuesta fabricar el nuevo smartphone tope de gama de Samsung, el Galaxy S8 (SM-G950N). Si Bien el Galaxy S8 cuesta más que su predecesor, quizás para compensar las pérdidas generadas por el Galaxy Note7, también el terminal tiene un coste de fabricación mayor. De acuerdo con la fuente, el Galaxy S8 tiene un coste de fabricación de 307,50 dólares (287 euros), eso son 43.34 dólares más que el Galaxy S7 y 36,29 dólares más respecto a su variante Edge.

Galaxy S8 desamblado 740x554 0

Gracias al informe, podemos conocer qué componentes ostentan un mayor gasto, ganando, de lejos, la pantalla AMOLED de 5.77 pulgadas, la cual cuesta 85 dólares (79 euros). El segundo componente más caro es el chipset (SoC Exynos) con 45 dólares (42 euros), seguido por la memoria RAM y de almacenamiento que suman 41,50 dólares (39 euros), pasando por los 35 dólares (33 euros) que vale la suma del PCB, conectores, componentes pasivos, etc, y los 20,50 dólares (19 euros) de la cámara principal y trasera. Uno de los componentes más económicos es la batería, costando 4,50 dólares (4 euros). Por otro lado, los auriculares AKG de los que se acompaña el terminal, junto a las cajas, embalaje y el cargador, añade un precio de 15 dólares (14 euros) a la suma global.

Artículos relacionados