Nuevo problema para las CPUs AMD Ryzen, escasez severa de placas base

Las CPUs AMD Ryzen están viendo ensombrecidas su lanzamiento. Si bien las CPUs se están vendiendo bastante bien, hay problemas más que evidentes con la plataforma. Ya os contamos en la review del Ryzen 7 1700X que todas las placas base están llegando con unas BIOS en fase beta que dejan a la luz numerosos problemas de rendimiento derivados al mal reconocimiento de la RAM, haciendo que esta funcione a velocidades inferiores junto a unas elevadas latencias. A este problema ahora se le suma una escasez severa de placas base para acompañar a los nuevos procesadores de 8 núcleos de la compañía.

El motivo de esta escasez podría deberse a dos casos: que los fabricantes de placas base hayan subestimado la alta demanda de que están teniendo los procesadores AMD Ryzen, o que hayan retenido el envío de las placas base para evitar seguir nutriendo el mercado con unos productos que hacen uso de unas BIOS problemáticas que están afectando al rendimiento del equipo, por lo que podrían esperar a disponer de una BIOS medianamente estable para volver a lanzar sus placas base al mercado.

AMD X370 Placas Base stock 663x600 0

Esta sequía de placas base no solo afecta a España (tal y como podemos ver en la foto de PcComponentes), donde es prácticamente imposible comprar una placa base AMD X370 de alto rendimiento, sino que, por ejemplo, en Amazon EEUU, no hay ni una sola placa base AM4 para su compra, algo que afectará a las ventas del propio procesador. Por suerte, todos estos problemas son subsanables, pero aún se desconoce cuándo habrá una disponibilidad completa de placas base al igual que la llegada de las primeras BIOS estables.

Por suerte, todos estos problemas estarán solucionados para cuando lleguen los procesadores Ryzen R5 1600X (3.60/4.00 GHz) y Ryzen R5 1500X (3.50/3.70 GHz), ambos con 6/4 núcleos y 12/8 hilos de procesamiento enfocados más al sector gaming con precios más agresivos.

Artículos relacionados