Review: G.Skill TridentZ RGB DDR4

Basadas en las exitosas TridentZ DDR4, hoy tenemos con nosotros las memorias G.Skill TridentZ RGB, unos módulos DDR4 preparados para los equipos de última generación que destacan obviamente por contar con iluminación LED RGB.

Veamos sus especificaciones técnicas en la siguiente tabla:

G.Skill TridentZ RGB DDR4

CapacidadMódulos de 8 o 16 GB
Packs de 2 o 4 módulos
Frecuencias3000/3200/3466/3600 MHz
LatenciasDisponibles desde CL18 a CL19
Voltaje1.35 V
XMPIntel XMP 2.0
Altura44 mm

Antes de comenzar la review dar las gracias a G.Skill por cedernos las memorias TridentZ RGB DDR4 para nuestro análisis. Al ser una review algo más corta no la dividiremos en páginas, así que ¡empecemos!

Las memorias G.Skill TridentZ RGB DDR4 llegan en una delgada caja de cartón que a su vez contiene un blíster de plástico para protegerlas como vemos a continuación:

Las memorias vienen acompañadas, como único accesorio, por una pegatina con el logo de la marca, aunque tampoco necesitan nada más.

G.Skill TridentZ RGB

Los módulos de memoria G.Skill TridentZ RGB DDR4 ofrecen el mismo disipador que el modelo original, el cual tiene un diseño sensacional en aluminio cepillado, destacando la tira blanca en el margen superior.

Con una altura de 44 mm, prometen ser compatibles con la mayoría de disipadores del mercado, excepto los exageradamente limitantes en este aspecto. Además, al estar disponibles en módulos de 8 o 16 GB y packs de 2 o 4 módulos, tenemos combinaciones para todas las necesidades contemporáneas, desde los 16 GB a los 64 GB, en frecuencias que parten de los 3000 MHz y alcanzan los 3600 MHz, pasando por los 3200/3466 MHz. Como queda patente, son los módulos de gama alta de la marca, por encima de los Ripjaws, y muestra de ello es que no se ofrezcan sueltos o en 4 GB.

Pruebas

Hemos probado los módulos de memoria en el siguiente equipo de pruebas:

Nada más encenderse nuestro equipo de pruebas, comprobamos como toda la tira blanca de las memorias se ilumina a todo color. Ofrecen por defecto un efecto de parpadeo que va cambiando con el tiempo pasando por todos los colores, aunque algunos modelos de placas base Asus ya permiten configurarlas por software, pero en fase beta y no para otras marcas.

Tras comprobar la correcta configuración del perfil Intel XMP 2.0 desde CPU-Z, el cual nos configura las memorias en 3000 MHz y latencias 15/16/16/35, comenzamos el análisis de rendimiento de estas memorias con el test de Aida64 para lectura, escritura y copia de datos comparando los resultados con otros módulos DDR4 bajo el mismo procesador.

Como era de esperar, sus frecuencias las sitúan un peldaño por debajo de modelos a 3200/3600 MHz, pero no es que sea una diferencia demasiado grande. Sus latencias tampoco son su punto fuerte, pero realmente son diferencias mínimas.

Cinebench 15 y x264 Benchmark nos permiten comprobar como unas mayores frecuencias mejoran ligeramente el rendimiento en renderizado y codificación, pero hablamos de una mejora en torno al 4% en ambos casos, algo prácticamente despreciable.

Por último, el test de cálculo de números primos wPrime nos muestra como es más importante el procesador que las memorias a la hora del cálculo, por lo que apenas se ven diferencias.

Muchos se preguntarán porque no mostramos unas graficas similares para juegos, pero la respuesta es sencilla: la diferencia es tan pequeña que en ocasiones ni existe. Al menos esto es lo que ocurre sobre las plataformas de Intel, algo distinto a la notable mejora que ofrecen en plataformas AMD, aunque de momento es complicado apreciarlo con los problemas que aun arrastran muchas BIOS, o la escasez de placas base.

Os dejamos para terminar un pequeño video del efecto óptico que generan una vez iluminadas:

 

Conclusión

Los módulos de memoria G.Skill TridentZ RGB DDR4 ofrecen un diseño muy agresivo y llamativo con su iluminación LED RGB, la cual genera un efecto de arcoíris bastante feriante pero que le sienta fenomenal. Si tenemos la suerte de disponer de una placa base Asus compatible, podremos configurarlas por software, pero aún está en fase beta y tampoco podremos hacerlo de momento desde otras marcas. Una pena, pues es la mejor opción para poder personalizarlas, en lugar de los molestos cables que otras marcas han incorporado a sus memorias.

Podemos encontrar a la venta las Skill TridentZ RGB DDR4 en torno a 170 euros para el pack 2×8 GB @ 3000 MHz, subiendo a los 222 euros para 3600 MHz y a los 356 euros para los packs de 2×16 GB @ 3600 MHz. Tienen por tanto prácticamente el mismo precio que sus hermanas no RGB, por lo que la única pega de momento es no poder configurarlas y/o apagarlas.

Principales ventajas
+Disipador atractivo bien acabado
+Iluminación LED RGB
+Disponibles en packs de 16/32/64 GB hasta 3600 MHz
Aspectos Negativos
Iluminación no configurable, de momento
Otros Aspectos
*Disipador de 44 mm de altura

Desde del El Chapuzas Informático le otorgamos el Galardón de Oro a las memorias G.Skill TridentZ RGB DDR4.

Artículos relacionados