Nvidia corta el grifo, los juegos gratis con sus GPUs tienen DRM

Ya anunciamos que algo había cambiado con Nvidia, pues con la nueva oferta de regalar For Honor o el Ghost Recon: Wildlands, llamaba fuertemente que es obligatorio tener instalada la aplicación GeForce Experience y, no solo eso, sino tener una cuenta y estar logueados, y ahora sabemos el motivo real de que esto suceda.

Si bien esto se creía que era para fomentar el uso de una aplicación que en el futuro se rumorea que será obligatoria para actualizar los controladores gráficos, pues se convertiría en la única vía disponible para descargar los controladores, ahora se sabe que esto forma parte de un método de validación, ya que los juegos están ligados a una protección DRM que evita hacer lo que muchos usuarios han hecho toda la vida, vender estos juegos como una forma de recuperar una parte del dinero invertido debido a que reciben un juego que no es de su agrado o que ya pueden tener comprado.

GeForce Experience 740x400 0

Este movimiento nace para restringir la transferibilidad de los códigos, pues la activación del código tiene lugar a través de la aplicación GeForce Experience, es desde ahí donde nos conectaremos a Steam para canjear el juego. Nada de tener un código que cualquier puede meter en Steam y listo. Claro, se podrá pensar que es tan fácil como instalar GeForce Experience, añadir el código promocional y de ahí ir directos a Steam para canjear el juego, pero no, Nvidia ha puesto un paso de verificación adicional para asegurar que el PC desde donde se está intentando activar el juego usa una tarjeta gráfica compatible con dicho código del juego.

Nvidia Bundle GTX 10 For Honor Ghost Recon 740x341 1

Dicho de otra forma, la clave de promoción que da acceso a la activación del juego mediante GeForce Experience no sólo no funcionará si tu equipo no tiene una gráfica Nvidia GeForce, sino que por ejemplo, si nos referimos al For Honor o el Ghost Recon: Wildlands, a aquella persona que le regalemos o vendamos el código promocional para canjearlo tendrá que tener de forma obligatoria una GeForce GTX 1080 o una GeForce GTX 1070, las únicas gráficas compatibles con la oferta donde se han conseguido dichos juegos. Con cualquier otra gráfica Nvidia no podremos reclamar el juego.

De esta forma, Nvidia ha limitado el mercado potencial de estos juegos y su valor, obviamente, toca mencionar que es completamente lo contrario a lo que hace AMD con sus ofertas, en la actualidad la compañía no ha cambiado su política pudiendo activar los juegos sin pasar por aplicaciones propietarias u obligando a que el equipo usado emplee un producto gráfico concreto de la compañía.

Artículos relacionados