Review: MSI VR One (Mochila para VR)

MSI VR One

MSI VR One 10 740x518 0

Una vez desembalamos la MSI VR One, nos encontramos ante un agresivo dispositivo fabricado en plástico negro que de primeras no ofrece la robustez que esperábamos, pero es algo lógico para aligerar su peso. Con unas dimensiones de 409 x 292 x 54 mm (alto, ancho, grueso) y un peso de 3.6 KG (baterías incluidas), no difiere mucho del peso de un portátil a la espalda, por lo que podemos hacernos fácilmente una idea de lo que es cargar con ella.

MSI VR One 11 740x402 1

La estética gaming de MSI no podía faltar y muestra de ello es el dragón que decora la zona superior, mientras que en la inferior ofrece el espacio para colocar las dos baterías que ya vimos.

MSI VR One 12 740x493 2

MSI VR One 13 740x411 3

MSI VR One 14 740x436 4

Mientras que en el lado inferior solo encontramos el conector de alimentación, en el superior se esconde la principal conectividad del dispositivo. De izquierda a derecha, disponemos de:

  • 2 Jacks 3.5 mm (Micrófono y auriculares)
  • Conector de alimentación VR
  • Salida de video HDMI
  • 4 x USB 3.0
  • USB 3.1 Type-C
  • Salida de video mini-DisplayPort

Con lo anterior, tenemos lo justo y necesario para conectar nuestras gafas de realidad virtual, destacando el conector de alimentación que nos permite prescindir del cargador de las gafas.

MSI VR One 15 740x555 5

Giramos el dispositivo y vemos como entre la zona posterior del chasis y nuestra espalda se creará una cámara de aire gracias a una estructura plástica que evitará que el calor no de plenamente.

MSI VR One 16 740x534 6

Retirándose, podemos ver como el diseño posterior es muy detallado, sin saber muy bien para que, y que disponemos de una pequeña puerta que permite cambiar la memoria RAM y el SSD. Destacar que disponemos de 2 slots SO-DIMM para memorias DDR4 y de 2 slots M.2 para SSDs PCIe de altas prestaciones.

MSI VR One 17 740x484 7

MSI VR One 18 740x470 8

En nuestro caso, hemos querido ir más allá y abrir por completo la carcasa, retirando más de 15 tornillos, para echar un vistazo a las entrañas del MSI VR One. Con ello conseguimos ver el sistema de refrigeración Cooler Boost Titan encargado de mantener a raya las temperaturas del procesador y la gráfica, siendo esta última en formato MXM y por tanto también sustituible (aunque son muy caras).

MSI VR One 19 740x501 9

MSI VR One 20 740x470 10

En el lado opuesto queda la circuitería para el botón de encendido y los dos notificadores del estado de carga de la batería, siendo sendos LEDs blanco en el lado externo.

MSI VR One 21 740x554 11

Para rematar esta sección, colocamos las asas y las baterías a la mochila para tener el equipo ya montado y dispuesto para nuestra sección de pruebas.

MSI VR One 22 676x600 12

Seguir leyendo...

Artículos relacionados