Amazon se niega a entregar la información de su asistente personal Alexa

Amazon se está manteniendo firme ante su decisión de no desvelar ningún dato de voz, ni transcripciones registradas por uno de sus asistentes Echo a los fiscales de Arkansas, en Estados Unidos. Las autoridades del Estado requieren esta información como parte de una investigación de asesinato que están llevando a cabo. Por ello, para no entregar los datos de su asistente personal Alexa, Amazon se respalda en la Primera Enmienda de la Constitución del país estadounidense.

La compañía reclama que estos datos se encuentran respaldados por la Constitución en un intento por evitar revelar la información. Dichos datos a los que quieren acceder las autoridades son 48 horas de grabación de voz en las que se podría encontrar información valiosa para resolver el caso.

amazon echo privacidad 740x416 0

"Está establecido que la Primera Enmienda de la Constitución no protege sólo al derecho individual de hablar, sino que también al derecho de recibir información e ideas.

En el corazón de la Primera Enmienda reside el derecho de buscar y comprar materiales específicos de forma anónima, sin miedo a que el Gobierno se entere de ello". Alegó Amazon.

Hasta el momento la compañía ha declarado que su intención no es obstruir la investigación. Es por ello que Amazon ha entregado información a las autoridades sobre las compras del sospechoso y la información personal, pero advierte que, aunque puedan tener acceso a los datos de su smartphone, donde se almacenan también las grabaciones, el dispositivo se encuentra encriptado.

Artículos relacionados