TSMC, Sharp y Foxconn consideran trasladar su fabricación a Estados Unidos

Donald Trump, presidente electo de los Estados Unidos, ha sembrado una gran incertidumbre en el mercado internacional debido principalmente a su plan de que muchas empresas fabriquen a partir de ahora todos sus dispositivos en el país estadounidense.

Esta demanda por parte de Trump ya se conocía incluso antes de que fuese elegido presidente ya que, vía Twitter, anunciaba que si llegaba a ser elegido, obligaría a Apple y a muchas otras compañías a fabricar sus dispositivos en suelo estadounidense. Es por ello que tres de los proveedores principales de Apple: TSMC, Foxconn y Sharp, están considerando trasladar toda la fabricación de los componentes.

Masayoshi Son, CEO de SoftBank, mantuvo una reunión con Trump en la que le prometió que Foxconn, con quien mantiene una alianza, consideraría realizar inversiones futuras en suelo americano en un intento por crear un amplio número de puestos de trabajo. Más tarde, un ejecutivo de Sharp, empresa que fue adquirida por Foxconn en el pasado, negó el plan de Masayoshi Son y comentó que dicha idea era la idea de Son.

TSMC 740x488 0

Foxconn planea crear una planta de producción en suelo estadounidense, no sólo orientada a Apple, sino también hacia el mercado de los televisores. Dicha planta tendría un coste de 8.600 millones de dólares, aunque no se han desvelado más detalles.

Por otro lado, TSMC también plantea crear una fábrica en Estados Unidos en busca de cumplir las expectativas de Trump. Sin embargo, la compañía ya se encuentra involucrada en la creación de empleos en el país, según Morris Chang, CEO de la compañía, quien además ha destacado que, si este traslado se produce, no será en favor de la compañía o los consumidores.

vía: wccftech

Artículos relacionados