La Luna tiene oxígeno derivado de la atmósfera terrestre

La Luna y la Tierra han sido dos astros inseparables debido a su relación gravitacional que les fuerza a seguir unidos, rotando el satélite lunar sobre nuestro planeta. Ahora, un grupo de científicos de la Universidad de Osaka, en Japón, ha descubierto recientemente otro factor que contribuye al mutualismo que rigen los dos astros: el oxígeno de la superficie terrestre puede estar viajando hasta la superficie lunar. Este gas, el único que podemos respirar, parece alojarse en el suelo lunar, y ha estado sucediendo desde hace 2.400 millones de años, de acuerdo con los investigadores.

Este proceso en que se transporta el oxígeno ocurre durante sólo 5 de los 27 días de la órbita lunar alrededor de la Tierra. Esto es debido a que la Luna permanece constantemente bajo la acción de los conocidos como vientos solares, que irradia la estrella. De este modo, en su órbita de 27 días, nuestro único satélite se encuentra bajo la acción de lo que se conoce como la 'cola magnética', una parte del campo magnético de la Tierra que se produce por el Sol y tiene su proyección en sentido a la Luna, como se muestra en la imagen.

Luna Tierra Sol 740x397 0

Es entonces cuando la Luna se sitúa detrás de la Tierra y el Sol, el momento en que las partículas de oxígeno salen despedidas de la superficie terrestre y llegan al suelo lunar, donde se acumulan. Así ha sido descubierto gracias a la sonda enviada en 2007 conocida como Kaguya, que se percató en determinadas ocasiones de que entre nuestro planeta y el satélite, existían partículas de oxígeno viajando de uno a otro. De este modo, la Luna y la Tierra se encuentran conectadas también a través de un vínculo químico, y no sólo por la fuerza gravitacional.

vía: wccftech

Artículos relacionados