Review: Ozone Rage Z50

Pruebas

Tras conectar los Ozone Rage Z50 a nuestro equipo de pruebas, equipado con una Sound Blaster Z, nos vemos en la tesitura de tener que pasar por el ecualizador para obtener un sonido más equilibrado, pues de fábrica se presentan demasiado apagados en medios y agudos y algo dominantes en graves. Con unos ligeros retoques de no más de +/- 5 dB, conseguimos un sonido mucho más dinámico y preparado para todos los usos, pues de primeras en la reproducción musical flaqueaban un poco, mientras que en juegos las explosiones eran brutales, quizás demasiado.

ozone-rage-z50-16

Tras horas de reproducción música de ficheros FLAC/MP3 320 kbps y de jugar al nuevo Battlefield 1 (en fase Beta), he de decir que la calidad general de los auriculares me ha sorprendido gratamente, pues después de una primera impresión bastante fría, ganan muchísimos enteros con la ecualización que os mostramos.

Presentan una escena sonora bastante amplia para un modelo cerrado, pues que su diseño no os engañe, las cúpulas no quedan abiertas al exterior. Con ello, consiguen tanto una buena separación entre instrumentos como un posicionamiento estupendo en juegos 3D, anticipando la procedencia del enemigo.

Destacan además por un volumen máximo realmente elevado, solo saturando si los apuramos por encima de lo que el oído permite sin dañarse, por lo que otro punto bien importante a su favor.

Hablemos también de su micrófono, otro de los puntos fuertes de estos auriculares. Su captura de sonido es correcta tanto en volumen como en calidad, de las mejores que podemos encontrar en auriculares gaming, aunque lógicamente sin el cuerpo que da un micrófono mínimamente profesional.

Desde aquí podéis acceder a nuestra galería de pruebas de micrófonos donde podréis encontrar pruebas de este y otros modelos.

No podíamos terminar el análisis sin hablar de su ergonomía, un aspecto muy importante en largas sesiones de juegos. Personalmente, me parece que aprietan un poco de forma lateral y por tanto hacen demasiada presión en la cabeza, alrededor de las orejas. Esto normalmente se soluciona con el tiempo y uso, pero si tienes la cabeza grande, quizás no sea el modelo más adecuado.
Seguir leyendo...

Artículos relacionados