Octobot, el primer robot autónomo completamente blando

Octobot, el primer robot autónomo completamente blando

Investigadores de la Universidad de Harvard han dado vida al Octobot, el primer robot autónomo, completamente blando y sin cables creado gracias al uso de una impresora en 3D. Este hito llega en forma de un pulpo de ocho patas que allanará el camino para una nueva generación de robots que interactúen de forma distinta con los seres humanos.

Octobot

Hasta la creación de Octobot, el principal problema para construir estas máquinas son los sistemas eléctricos de energía y control (placas base, batería, etc) que son rígidos, así que los robots de cuerpo blando tenían que conformarse con tener el "corazón" duro o, como segunda opción, estar conectados a un sistema externo que le de vida. Sin embargo, los investigadores de Harvard han conseguido fabricar un robot "completamente suave, que sienta las bases para diseños más complejos", y eso ha sido posible con una creación desde cero con una impresora en 3D.

"Hemos sido capaces de imprimir en 3D cada uno de los componentes funcionales necesarios dentro del cuerpo del robot blando, incluyendo el almacenamiento de combustible (peróxido de hidrógeno), energía y accionamiento, de manera rápida", dijo Jennifer A. Lewis, investigadora de ingeniería bioinspirada.

Para que el robot cobre vida moviendo el esqueleto interno con fuerza y destreza como un pulpo, se alimenta mediante un gas a presión mediante una reacción química que transforma el combustible líquido en una gran cantidad de gas que infla los tentáculos del robot como si fuera un globo, mientras que el circuito, un análogo blando de un simple oscilador electrónico, permite el movimiento.

vía: ABC

Artículos relacionados