Las GeForce GTX 1080/1070 muestran problemas de arranque con el Píxel Clock mediante DVI

Las GeForce GTX 1080 y GeForce GTX 1070 vuelven a presentar un nuevo problema, tras conocer los problemas que presentaba el bug del ventilador, ahora llega el segundo fallo que no solo afecta a las "Founders Edition", sino que afecta a todas las GTX 1080 y GTX 1070 tanto de referencia como personalizadas. Aquellos usuarios que hagan uso de monitores mediante la conexión DVI están viéndose involucrados en un problema de arranque del sistema operativo Windows cuando los píxel clocks van a una velocidad superior a los 330 MHz.

Uno puede ejecutar Windows con los píxel clocks por defecto pero, cuando arranca el sistema y se ajusta la tasa de refresco (y se conserva el píxel clock) por encima de 330 MHz, la pantalla funciona sin problemas, es sólo que no se puede arrancar con esos ajustes, y se tendrá que volver a la configuración por defecto cada vez que se apague o reinicie el equipo.

Nvidia Geforce GTX 1080

Un usuario de una GeForce GTX 1070 personalizada señala que si la frecuencia de actualización de su monitor se ajusta a más de 81 Hz (la frecuencia de actualización más alta que puede lograr con la frecuencia de píxel por debajo de los 330 MHz), el equipo no es capaz de arrancar correctamente Windows. La pantalla de bienvenida del OS se reemplaza con pantallas a color y nada más allá. La pantalla de la BIOS no presenta ningún problema (ya que funciona a baja resolución). El problema también se dice que es observado en las GeForce GTX 1080 personalizadas, y ha sido replicado por otro usuario. Como era de esperar, todas estas quejas están apareciendo en el foro oficial de Nvidia, la cual aún no se ha pronunciado oficialmente.

vía: TechPowerUp

Artículos relacionados