¿Qué equipo necesitamos para mover bien el Dark Souls 3?

¿Qué equipo necesitamos para mover bien el Dark Souls 3?

Con el nuevo título de From Software disponible para PC desde principios de semana, toca conocer cuanto de pulido está el Dark Souls 3 para dicha plataforma. Mientras que la PlayStation 4 y Xbox One están capados a 30 FPS a una resolución 1080p ahora la pregunta es la de siempre, ¿qué equipo necesitamos para alcanzar los 1080p60FPS? Gracias a las pruebas de rendimiento de los chicos de Digital Foundry podemos comprobar la mala optimización del título.

Dark Souls 3 en PlayStation 4 vs Xbox One

Jugando a 1080p30FPS

Para alcanzar una calidad similar respecto a la versión de las consolas necesitaremos hacer acopio de un Intel Core i3-4130 @ 3.40 GHz junto a una gráfica AMD Radeon R7 360 OC o Nvidia GeForce GTX 750 Ti. En ambos casos se consigue una media de 36.6/44 FPS de forma respectiva con una caída máxima del framerate de 25/28 FPS. Esto se traduce en que un equipo con un coste similar al de la consola se consigue un rendimiento superior.

 

Buscando los 1080p60FPS

Pese a que la calidad gráfica del título no es elevada, ello no impide que para jugar a los tan demandados 60 FPS a una resolución 1080p necesitaremos de nada menos que un procesador Intel Core i5 o Core i7 acompañado de una AMD Radeon R9 380, Nvidia GeForce GTX 960, AMD Radeon R9 390 o Nvidia GeForce GTX 970, que de forma respectiva consiguen un rendimiento medio de 52.9/51.6/59.9/59.9 FPS. Por desgracia, pese a jugar a máxima calidad, la diferencia respecto a su versión de consolas no resulta llamativa.

 

¿Y si quiero aprovechar mi monitor PC Master Race a 4K?

Pues esperamos que tengas un equipo a la altura, pues para jugar a una resolución 4K necesitas de un procesador Core i7 acompañado de una Radeon R9 Fury X o una GeForce GTX 980 Ti, y pese a este puro músculo, sólo podrás jugar a 35/37.8 FPS e forma respectiva. Si quieres alcanzar los 60 FPS tendrás que bajar la resolución a los 1440p/2K para conseguir los 59.5/59.9 FPS.

 

Nula optimización con Dark Souls 3

En resumen, Dark Souls 3 llega en forma de port con nula optimización para la versión de PC, pues no puede ser que con un equipo de 350 euros se pueda jugar a 1080p30FPS y que para duplicar la tasa de frames se requiera de un PC que casi triplique su precio. Mejor de no hablar de los 4K.

"Oor suerte" ya hay varios parches en camino destinados a mejorar el rendimiento, pero estamos como siempre, que parece que el juego no estará en las condiciones óptimas para su disfrute meses después de haber salido, tiempo más que suficiente para que la mayoría de los jugadores se hayan pasado ya el juego ajustado los niveles gráficos para jugar sin problemas de rendimiento.

Artículos relacionados