Liam, el robot de Apple diseñado para desensamblar iPhones viejos

Liam, el robot de Apple diseñado para desensamblar iPhones viejos

Apple gana millones y millones de euros cada mes únicamente con su línea de dispositivos iPhone, pero hasta ahora, la compañía nunca había dicho lo que hacían con los terminales que pasaban a mejor vida. ¿Qué pasa cuando estos iPhone llegan a su final? Pues ahora sabemos que todos ellos pasan por Liam, y no, no es un niño explotado (broma obligatoria, lo siento) si no un robot con 29 brazos construido con un único despropósito, desmontar los iPhone a una velocidad de vértigo.

Liam - Apple

Mientras que algunos pasos en la construcción de un iPhone son realizados por máquinas, la mayor maquinaria de montaje son los humanos, pero a la hora de desensamblarlos pasa completamente todo lo contrario, sólo interfiere Liam, el se encarga de sostener el terminal, retirar el chasis y separar cada componente que lo conforma. Cada componente va a parar a su cinta transportadora y para hacerlo aún más difícil, siempre se juntarán las mismas piezas del mismo modelo, todo ello gracias a una cámara que escanea el dispositivo para averiguar de que modelo se trata. Nada se deja sin aprovechar, ya que incluso los tornillos son recogidos para aprovecharlos a la hora de ensamblar un nuevo terminal.

Según indica Apple, Liam es capaz de desmontar 350 iPhones por hora (1.2 millones de terminales al año) gracias a su capacidad multitarea. Este trabajo concienzudo genera beneficios a la compañía, ya que recuperan materiales útiles y de gran valor como son el oro, cobre, cobalto y otros minerales que conforma un teléfono. Estos materiales se pueden vender o reutilizar para conformar también nuevos modelos ahorrando significativamente costes a la compañía. Si quieres ver a Liam en acción, te dejamos el siguiente vídeo.

Artículos relacionados