La demanda de heatpipes se dispara gracias a los Smartphones

La demanda de heatpipes se dispara gracias a los Smartphones

Hasta ahora, era obligado encontrarnos con al menos un par de heatpipes de cobre en cualquier sistema de refrigeración de un PC para mejorar la disipación térmica, y la demanda de estos eficientes transmisores de calor ha aumentado exponencialmente sus ventas gracias a los smartphones, los cuales son cada vez más potentes necesitando el uso de sistemas de refrigeración pasivos más eficientes para evitar los ya conocidos problemas que derivan en un exceso de temperatura junto al mal funcionamiento del dispositivo.

KFA2 GeForce GTX 980 Ti HOF 13

Con el lanzamiento de los Galaxy S7 y Galaxy S7 Edge, Samsung Electronics ha hecho un gran pedido de estos "tubos" de cobre, y si pensamos que la compañía busca lanzar nada menos que algo más de 17 millones de Galaxy S7, hablamos de un pedido muy grande. Pese a ello, los fabricantes anunciaron que aún no hay moldes específicamente diseñados para la producción de heatpipes para smartphones, ya que la demanda aún no ha llegado a un nivel suficientemente elevado como para alcanzar tal punto.

Si hasta ahora estos "tubos" de cobre eran bastante fácil de encontrar en el mundo de los ordenadores, ahora llegará como una tendencia emergente al mercado de los smartphones, ya que otras marcas aún siguen prefiriendo la utilización del grafito (más asequible y menos eficiente) para la refrigeración junto a la ayuda de un chasis de metal que ayude también a disipar el calor o, lo más popular de todo, mediante software, limitar el rendimiento del procesador para que no alcance temperaturas que afecten al dispositivo por no haber hecho uso de un eficiente sistema de refrigeración.

Samsung Galaxy S7 despiece heatpipe cobre portada

Mientras que los teléfonos inteligentes tienen un ciclo de vida mucho más corto, la mayoría de los fabricantes de heatpipes de cobre son conservadores a la hora de invertir en nuevos moldes, ya que con el lanzamiento de cientos de smartphones al año, es inviable hacer uso de varios moldes para estos dispositivos que el próximo año podrían cambiar su diseño interno haciendo que los heatpipes anteriormente fabricados no sean compatibles. Eso se traduce en volver a fabricar nuevos moldes y generar menos ingresos ante la necesidad de una inversión constante, por lo que es más sencillo tener unos heatpipes genéricos y que cada fabricante lo adapte a su dispositivo.

vía: Digitimes

Artículos relacionados