3DMark Time Spy, el Benchmark DirectX 12, llevará nuestra GPU al límite

3DMark Time Spy, el Benchmark DirectX 12, llevará nuestra GPU al límite

El pasado domingo veíamos cómo luce por primera vez el software de benchmarking 3DMark Time Spy, el primero de la compañía en ser exclusivo para gráficas DirectX 12 y que hoy conocemos que nuestra gráfica necesitará estar muy bien refrigerada para pasar la prueba, ya que esta demo gráfica exigirá mucho más rendimiento respecto al 3DMark Fire Strike, el benchmark más exigente de la compañía, esto se traduce en que será 5 veces más pesado de mover.

3DMark Fire Pro

El prestigioso fabricante de gráficas GALAX/KFA2 se ha quedado con el patrocinio junto a Nvidia de dicho benchmark, donde nos llevará a un museo recreado en 3D con escenas ricas en efectos de iluminación llamativos, y donde los 3DMarks de la generación anterior se sirven como exposiciones en miniatura dentro de la prueba.

Para tener acceso a la prueba, necesitaremos del sistema operativo Windows 10 y una gráfica compatible con la API DirectX 12 con al menos 2 GB de memoria VRAM. Permitirá realizar renderizaciones a una resolución 1080p, 1440p o 4K exigiendo una muy elevada demanda de rendimiento respecto a los test de Futuremark basados en DirectX 11, mientras que su lanzamiento se traduce en que llegará en algún momento del primer trimestre de 2016.

Artículos relacionados