Cryorig CP5, CP7, CP15 [Review]

Review: Cryorig CP5, CP7, CP15

cryorig logo

Para amenizar el fin de semana os traemos la review de las pastas térmicas Cryorig CP5, CP7, CP15, tres modelos de distinto rendimiento para todas las necesidades.

Cryorig CP5, CP7, CP15 Oficial

Veamos sus especificaciones térmicas:

Cryorig CP5, CP7, CP15 Especificaciones

En esta ocasión no dividiremos la review en secciones debido a su menor longitud, por lo que ¡comencemos!

Cryorig CP5, CP7, CP15 01

Las pastas térmica Cryorig CP5, CP7, CP15 llegan en un blíster de plástico con frontal de cartón que debemos romper para extraerlas.

Cryorig CP5, CP7, CP15 02

Cryorig CP5, CP7, CP15 03

Junto a la jeringuilla de pasta térmica se incluye en cada unidad una paleta de cartón para aplicarla con comodidad y una toallita humedecida en alcohol para limpiar bien el procesador antes de la nueva aplicación.

Cryorig CP5, CP7, CP15

Cryorig CP5, CP7, CP15 04

Los compuestos térmicos Cryorig CP5, CP7, CP15 se distribuyen en jeringuillas de plástico con un contenido de 4 gramos, una cantidad que nos permite varias aplicaciones sin problemas.

Como vimos en la tabla de especificaciones, el compuesto Cryorig CP15 es el más sencillo y de color blanco al estar basado en siliconas. Ofrece una conductividad térmica de 5.7 W/mk y una impedancia térmica de 0.026. La propia marca la categoriza como fácil de aplicar y con un rendimiento térmico de 7 sobre 10, aunque lo veremos mejor en las pruebas.

Le sigue, en  cuanto a rendimiento, el compuesto Cryorig CP7, el cual ofrece una conductividad térmica de 8.3 W/mk y una impedancia térmica de 0.011, siendo ya en este caso de color gris y ofreciendo un rendimiento teórico notablemente superior.

Por último, el compuesto Cryorig CP5 es el tope de gama con una conductividad térmica de 9.3 W/mk y una impedancia térmica de 0.07, siendo la más difícil de aplicar según la propia marca.

Antes de pasar a las pruebas, hemos de anotar que en los 3 casos hemos vertido una cantidad de pasta térmica equivalente a un garbanzo pequeño sobre el centro del procesador y extendida por si misma con la presión del disipador, pues es la forma más sencilla y que asegura una buena expansión por igual en todas direcciones. De esta forma la facilidad de aplicación que nos indica la marca pierde sentido, pero sí que se nota una mayor o menor viscosidad como bien indican.

Cryorig CP5, CP7, CP15 05

Cryorig CP5, CP7, CP15 06

Cryorig CP5, CP7, CP15 07

Para analizar el rendimiento de la Cryorig CP5, CP7, CP15 hemos usado el siguiente equipo de pruebas:

Veamos a continuación las temperaturas conseguidas para los 3 modelos:

Cryorig CP5, CP7, CP15 08

Cryorig CP5, CP7, CP15 09

Cryorig CP5, CP7, CP15 10

Como podemos apreciar, las diferencias son notables entre ellas, aunque quedará más claro en la siguiente gráfica, donde también comparamos el rendimiento térmico con modelos de otras marcas.

Cryorig CP5, CP7, CP15 11

Podemos comprobar como la Cryorig CP5 se convierte en la mejor pasta térmica que hemos probado sobre este procesador, ofreciendo una clara mejora sobre sus hermanas y demostrando que es fácil obtener una diferencia de 10ºC entre una pasta térmica de alta calidad y otra de las más económicas.

Cryorig CP5, CP7, CP15 12

Por desgracia, a día de hoy se desconoce aún la fecha de lanzamiento de estos compuestos térmicos y su precio de venta, por lo que no podemos otorgar un galardón si conocer dichos factores y tendremos que dejar la conclusión un poco en el aire, pues sin saber su precio es difícil valorar lo interesante de su compra.

Actualizado: CP5: 12 dólares (10.50 euros), CP7: 8 dólares (7.30 euros) y CP15: 4 dólares (3.54 euros).

Artículos relacionados