No todos los puertos USB Type-C son iguales, 9 versiones distintas en camino

No todos los puertos USB Type-C son iguales, 9 versiones distintas en camino

El conector USB reversible de tipo C (Type-C) es algo que la industria ha estado esperando desde que el bus USB fuera introducido originalmente en el año 1997. Este año ha sido el primero en el que los ordenadores, sus componentes, y los dispositivos móviles han comenzado la moda de incorporar los receptáculos USB-C, pero no necesariamente todas estas implementaciones soportarán todas las características introducidas por la ultima versión de la especificación USB. El motivo es simple, existen un total de nueve posibles implementaciones de los puertos USB-C, todos ellos con diferente funcionalidades.

USB Type-C

El último estándar USB se trata del USB 3.1, que se presenta ahora un un receptáculo de tipo C reversible de 24 pines y es el único modelo que incluye todas las más modernas tecnologías sin perder la retrocompatibilidad con cualquier versión anterior del mismo bus. Las facultades del USB 3.1 se traducen en un mayor rendimiento (10 Gbps), la posibilidad de entregar una mayor potencia (100W), y que es un conector universal.

Por otro lado tendremos otros conectores Type-C que simplemente pueden cambiar en sus cabezales (de A @ C, de C @ B, de C @ MicroUSB-A, etc) además del bus, pues junnto al USB 3.1 también tendremos puertos Type-C USB 3.0 (5 Gbps) y un "obsoleto" Type-C USB 2.0 que entraña las mismas desventajas que el USB 2.0 (más lento -480 Mbps-, menos potencia -2.5W-, etc) salvo que llega en un conector reversible.

Puertos USB Type-C

El ultimo puerto Type-C que conocemos es el que tiene al otro extremo un cabezal Thunderbolt 3 (también 10 Gbps con 100W de potencia), el cual permitirá desde transferir archivos a gran velocidad o permitir el uso de monitores solamente alimentados mediante el puerto USB hasta sacar una imagen Dual de dos monitores 4K a una tasa de refresco de 60 Hz.

USB Type-C a Thunderbolt 3

En resumen, todos los smartphones de nueva generación, desde las marchas chinas hasta los fabricantes más conocidos, están integrando el puerto USB Type-C como una novedad, y debes saber que sí, es una novedad, pero si usa el estándar USB 2.0 esa novedad se queda en poder recargarlo sin necesidad de mirar cómo entra el cable, mientras que el Type-C USB 3.1 permitirá una transferencia de los archivos hasta 20 veces más rápido o cargar la batería de nuestro dispositivo de una forma mucho más rápida, por lo que son ventajas al tener en cuenta.

Respecto a los ordenadores, la cosa es mucho más clara y nadie engaña omitiendo detalles, pues todos los USB Type-C que nos encontremos serán puertos USB 3.1, los cuales se acompañan de los puertos USB 3.0 junto a algunos USB 2.0.

vía: KitGuru

Artículos relacionados