Samsung se defiende, su Galaxy S6 no es tan fácil de doblar

Samsung se defiende, su Galaxy S6 no es tan fácil de doblar

El pasado viernes veíamos una prueba que indicaba que el Samsung Galaxy S6 Edge sería "fácil" de doblar, o al menos lo haría de una forma más sencilla que el iPhone 6 Plus necesitando realizar menos fuerza para tener una rotura en el dispositivo.

Ahora Samsung ha salido a la defensa de sus smartphones tope de gama, ya que puso a prueba tanto al Galaxy S6 como al Galaxy S6 Edge indicando que los móviles de la compañía son diseñados y probados para soportar el estrés físico, incluso en situaciones extremas.

Samsung Galaxy S6 Bend TEst

En dichas pruebas ejercieron una presión de 81 libras (36.76 kg), la cual consideran bastante para un terminal, ya que, según la compañía, la fuerza equivalente sería la misma utilizada para romper a la vez cinco lápices 2B.

El primer argumento de Samsung dice que una presión de 110 libras es muy rara que se de en un teléfono inteligente, ya que en un escenario real, "con el teléfono en el bolsillo trasero sentándonos en un banco" la presión es de al rededor de 66 libras -30 kg- (aunque claro, dependerá del peso de cada uno). Como segundo argumento, la compañía señaló que tanto el lado frontal como el posterior del teléfono tienen distintos niveles de resistencia, "algo que el vídeo de SquareTrade no demostró".

Samsung entregará dicha declaración a SquareTrade a través de un canal oficial y pedirá otro vídeo demostrando la durabilidad de sus teléfonos a ambos lados. Por si no fuera suficiente, la propia Samsung ya se adelantó lanzando su propio vídeo.

vía: PhoneArena

Artículos relacionados