La NASA pone a prueba su propio platillo volante

La NASA transmitió ayer en directo uno de sus proyectos más ambiciosos, el platillo volador que recibe el nombre de Desacelerador supersónico de baja densidad (LSDS en inglés). La prueba se realizó en el Laboratorio de Propulsión la NASA en Pasadena, California, y duró aproximadamente 1 hora.

Low Density Supersonic Decelerator (LSDS)

Esta nave con forma de platillo volante tendrá un papel muy importante, asegurar los futuros aterrizajes de naves tripuladas y de carga en Marte. Su primer viaje espacial tendrá lugar el próximo mes de junio. Las pruebas consistieron en hacer despegar a la nave mediante un balón de helio para luego activar sus motores y seguir ascendiendo para luego aterrizar desde una gran altura.

Artículos relacionados