Dying Light en PlayStation 4 vs Xbox One: Decepcionan

Digital Foundry nos trae hoy una comparativa de rendimiento entre la PlayStation 4 y Xbox One en el juego Dying Light. Para comenzar, ambas versiones llegan capadas a 30 FPS, salvo que la consola de Sony lo hace a una resolución de 1920 x 1080 píxeles mientras que la resolución de la consola de Microsoft es un 20 por ciento inferior, concretamente de 1536 x 1080p.

Durante la mayoría del tiempo, la PlayStation 4 se ejecuta a 30 FPS e incluso en algunas situaciones consigue superar dicho bloqueo, la Xbox One también llega con unos robustos 30 FPS, aunque en varias ocasiones su rendimiento cae, pero no es preocupante, pues es de 24-29 FPS y no dura prácticamente nada (donde se comporta mejor es dentro de la ciudad).

Dying Light

Lo que llama la atención, es que ambos juegos no terminan de ser "gráficamente correctos", la PlayStation 4 ofrece una excelente aplicación para el desenfoque del movimiento y se mueve de forma suave y consistente, mientras que hay zonas específicas de la ciudad o secuencias que ofrecen menores detalles en la consola de Microsoft, pudiendo ver nada más comenzar el vídeo, al salir de la carretera, como la hierba irá apareciendo a nuestro paso (popping unida a una pronunciada caída de los FPS), además de ambas compartir anomalías muy extrañas con animaciones exageradas y plagadas de ghosting temporales.

Por si fuera poco, la versión de PlayStation 4 sufre una decepcionante falta de filtrado anisotrópico, aunque el uso de una mayor resolución ofrece unos escenarios más ricos en detalle. Tal es la disparidad de una versión a otra, que Digital Foundry dedicará un par de días a realizar una extensa comparativa.

Artículos relacionados