Review: Intel Core i5-4690K

Intel Core i5-4690K

 0

El procesador Intel Core i5-4690K debe llegar en una moderna caja similar a la de los Haswell originales, aunque a nosotros nos han enviado la unidad interna sin embalaje oficial y por tanto no podemos asegurar que así sea, pero debe serlo.

 1

El die (superficie de silicio) del nuevo Intel Core i5-4690K se mantiene en los 177 mm2, pues el salto desde los 160 mm2 ya lo vimos con la primera hornada de Haswell para dar cabida a un procesador gráfico mayor y por tanto más potente.

 2

 3

Intel mantiene en el Intel Core i5-4690K su socket LGA1150 con el sistema de conexión del procesador “Land Grip Array”, siendo el propio socket el que tenga los filamentos de unión y no el procesador, como ocurre en AMD.

 4

El Intel Core i5-4690K ofrece 4 núcleos y, a diferencia del i7 con HyperThreading, 4 hilos de procesamiento paralelo. También a diferencia de su hermano mayor, que subía las frecuencias en 500 MHz, volvemos a un incremento de frecuencias más habitual en la marca de +100 MHz que lo sitúan en 3.50/3.90 GHz (frecuencia base / frecuencia Boost). La caché se divide en tres niveles y se compone de 4 x 32 KB + 4 x 32KB para instrucciones y datos en el primer nivel, 4 x 256 KB en el segundo nivel y 6 MB compartidos para el tercer nivel (2 MB menos que el i7). Se incluye además un controlador de 2 canales para memorias DDR3 de 1600 MHz y los gráficos integrados HD 4600 que ya vimos anteriormente. El TDP se sitúa en 88W, 4W por encima del i5-4670K.

El conjunto de instrucciones soportadas por el Intel Core i5-4690K es idéntico al de su hermano mayor: MMX, SSE, SSE2, SSE3, SSSE3, SSE4.1, SSE4.2, EM64T, VT-x, AES, AVX, AVX2, FMA3 y TSX.

 5

Algo que no ha cambiado son los gráficos integrados, pues en el Intel Core i5-4690K se mantiene la Intel HD 4600 con las mismas frecuencias de 350-1200 MHz (50 MHz máximos menos que el i7). Se echa en falta dar paso a los gráficos Iris Pro 5200 ya vistos en procesadores para portátiles y que ofrecen el doble de núcleos pasando de los 20 a los 40 y por tanto ofreciendo una potencia gráfica a la altura de las APUs de AMD.

Siempre tendremos la discusión de si lo mejor sería que estos procesadores “K” no integraran gráficos o ya que los integran sean más potentes, pero aquí el usuario ni pincha ni corta y al final Intel hace y deshace a su antojo. Eso sí, nunca nos convence, o no del todo.
Seguir leyendo...

Artículos relacionados