Los satélites Doresa y Milena están en la órbita equivocada

El pasado jueves se lanzaron los dos satélites europeos Doresa y Milena, los cual forman parte del proyecto Galileo que permitirá a Europa tener su propio sistema de posicionamiento sin depender del GPS (de Estados Unidos) o GLONASS (Rusia). El lanzamiento de ambos satélites le costó a la Agencia Espacial Europea (ESA) algo más de 10 millones de euros, los cuales deberían haberse sumado a los otros cuatro satélites que ya orbitan el globo, aunque hay un problema, ambos satélites han ido a parar a una órbita errónea.

Satélite Doresa en Soyuz

Ambos satélites se encuentran en una órbita elíptica a unos 17.000 kilómetros de altura de la Tierra, cuando deberían estar situados a una órbita circular a 23.000 kilómetros. Esto podría ser un problema difícil de solucionar, ya que tanto Doresa como Milena superan los 700 kilos de peso y cuentan con unos motores pocos potentes que unidos a unos depósitos de carburante limitados solo les permiten pequeños re-ajustes de órbita que impedirían salvar una diferencia orbital de nada menos que 6.000 kilómetros.

Satélite Doresa

Ahora lo que se busca es conocer si en su nueva órbita es posible que ofrezcan los servicios de posicionamiento a los que están destinados (mayor precisión que sus rivales). Aún se desconoce el motivo del error, pero todo parece indicar que que el cohete ruso Soyuz pudo ser el culpable de lo sucedido, por ahora queda "establecer las circunstancias de la anomalía, identificar las causas y factores agravantes y hacer cualquier ajuste que permita corregir el defecto identificado".

Kioxia

Artículos relacionados