Intel Pentium G3250 vs Intel Core i7-4790K

Digital Foundry nos trae una interesante comparativa entre dos procesadores muy distintos, el Intel Pentium G3258 (el Pentium 20th Anniversary) y el Intel Core i7-4790K (Intel Devil's Canyon), la nueva CPU tope de gama del LGA1150 con arquitectura "Haswell Refresh".

Sobre el papel, la diferencia de ambos procesadores es muy grande: un doble núcleo @ 3.20 GHz con 2 hilos de procesamiento y 3 MB de caché frente a cuatro núcleos de hasta 4.40 GHz acompañados de 8 hilos de procesamiento y 8 MB de caché, cada uno a un precio respectivo de 60 y 315 euros, ¿pero esta diferencia también será notoria en juegos?, averiguemoslo.

Intel Pentium G3258

En primer lugar nos encontramos con problemas para el Intel Pentium a la hora de mejor una GeForce GTX 760 con gráficos altos, siendo necesario reducir la potencia gráfica a una GPU GTX 750 Ti y disminuir a la calidad gráfica a "media" para reducir la carga de la CPU y superar las limitaciones de rendimiento de la propia CPU. En el segundo vídeo nos indican que con un OC de 4.50 GHz el Intel Pentium consigue evitar el lastre de las CPUs respecto al Intel Core i7, lo que le otorga también poder hacer uso de la GTX 760 bajo una calidad alta y aportar un muy buen rendimiento para la CPU de módico precio.

 

 

Esta vez comienza la ronda de pruebas con el OC @ 4.50 GHz pero manteniendo la GTX 750 Ti, consiguiendo jugar a calidad alta por encima a la calidad de una PlayStation 4 o una Xbox One a una resolución de 900p @ 60 FPS, por lo que esta configuración permite un equipo de sobremesa superior a una consola de nueva generación por el mismo precio. Ahora la misma prueba se traslada bajo la API Mantle con una Radeon R9 280, viendo como Mantle ayuda a sufragar las carencias físicas de la CPU (núcleos) rindiendo por encima de la API DirectX 11 en la misma gráfica o con la GTX 760.

 

 

Ahora el Intel Pentium G3250 se empareja a una GTX 780 Ti bajo una configuración Ultra pero @ 720p para eliminar el cuello de botella que arroja la CPU por la falta de núcleos. Ya en esta prueba si vemos muchas limitaciones respecto al i7-4790K, el cual consigue duplicar sin problemas el rendimiento de la CPU Intel Pentium. Donde menos se nota esta diferencia es en Tomb Raider y en Bioshock Infinite, una menor necesidad de la CPU tendría la respuesta a este aumento de rendimiento.

 

En resumen, el Intel Pentium G3258 se puede encontrar en la actualidad por menos de 60 euros, reconociendo de que se trata de una CPU muy buena para lo que vale, ya que según nuestras necesidades (y más aún presupuesto) nos permitirá crear un PC de alto rendimiento superior a una PlayStation 4 o Xbox One a un menor precio. Lógicamente nunca podrá competir de tú a tú con un Core i5 o i7, procesadores que están en otro escalón como su propio precio nos indica, precio que nos impediría un PC gamer a bajo coste.

Kioxia

Artículos relacionados