Sin impactos de meteoritos la vida en la Tierra no hubiera existido

El profesor de geociencias, Sankar Chatterjee, de la Universidad de Tecnología de Texas (TTU), desarrolló una teoría de cómo comenzó la vida en la Tierra, la cual, ya concuerda con otras muchas teorías que fijan la panspermia como la causante de la vida en nuestro planeta.

El investigador argumenta que sin los impactos de cometas y meteoritos en el planeta Tierra la vida probablemente nunca habría surgido. Para ello analizó datos que describen la historia geológica más temprana de la Tierra y luego las relacionó con diversas teorías de la evolución química, indicando que los numerosos bombardeos cósmicos sobre nuestro planeta se produjeron poco después de que la Tierra se solidificara hace algo más de 4.000 millones de años.

Chatterjee sugiere que la vida se originó en los cráteres formados por los cometas y meteoritos durante el Bombardeo Intenso Tardío (LHB - Late Heavy Bombardment) que ocurrió hace más de 3.8000 millones de años. Durante el LHB miles y miles de cometas y asteroides golpearon nuestro planeta, gracias a dichos impactos se forjaron los océanos en la Tierra.

Lluvia de meteoritos

Varios estudios demuestran que nuestro planeta tiene mucha más agua de lo que debería tener, y otros afirman que la sobra pudo haber sido traída aquí en cometas desde la lejana nube de Oort.

Meteoritos más grandes que las cuencas de impacto de cerca de 350 kilómetros de diámetro involuntariamente se convirtieron en los crisoles perfectos, dijo. Estos meteoritos también perforan la corteza terrestre, creando los recorridos de los respiraderos geotermales volcánicamente. Además, trajeron los bloques de construcción básicos de la vida que podría ser concentrados y polimerizan en las cuencas del cráter.

Después de estudiar los ambientes de las más antiguas rocas que contienen fósiles de la Tierra en Groenlandia, Australia y Sudáfrica, Chatterjee dijo que estos podrían ser los restos de antiguos cráteres y pueden ser los mismos lugares donde la vida comenzó en ambientes profundos, oscuros y calientes.

Lago del Cráter

Debido a la proximidad perfecta de la Tierra al Sol, los cometas que se estrellaron aquí se fundieron en agua y llenaron las cuencas de agua y más ingredientes. Esto dio lugar a la etapa geológica.

"El escenario geológico proporciona entornos especialmente oscuros, calientes, y aislados de las cuencas del cráter con los sistemas de respiraderos hidrotérmicos que sirvieron como incubadoras para la vida", dijo. "La segregación y la concentración de las moléculas orgánicas por las corrientes convectivas tuvo lugar aquí, algo así como los tipos que encontramos en el fondo del océano, pero sigue siendo muy diferente. Era un mundo extraño y aislado que parece como una visión del infierno con la falta olores de sulfuro de hidrógeno, el metano, el óxido nítrico y el vapor que proporciona energía para mantener la vida ".

“Cuando la Tierra se formó, hace unos 4.500 millones de años, era un planeta estéril inhóspito para los organismos vivos. Un caldero hirviente de volcanes en erupción, lluvias de meteoritos y gases tóxicos calientes. Mil millones de años más tarde, fue un plácido planeta acuoso lleno de vida microbiana – los antepasados de todos los seres vivos”, explicó Chatterjee, citado por AstroBiology.

Kioxia

Artículos relacionados