Review: Zowie FK

Zowie FK

 0

Una vez extraemos el Zowie FK nos encontramos ante un sencillo ratón, en diseño, con una superficie acabada en un material suave de color negro y que promete ayudar a una menor sudoración. Ofrece un diseño ambidiestro, con los grips laterales en forma de V para jugadores que optan por agarrar fuertemente el ratón.

 1  2  3

Con unas dimensiones de 64 x 124 x 36  mm, podríamos decir que se trata de un ratón de pequeñas dimensiones, pero con una forma algo alargada. Se adapta bien a la palma en manos pequeñas, pero las manos de mayor tamaño tienen que conformarse con el agarre en los laterales. Su peso de 85 gramos hace que se considere un ratón ligero, con un reparto de pesos ligeramente hacia la parte delantera.

 4  5

Al ser un ratón ambidiestro, nos encontramos con dos botones laterales a cada lado. Lo curioso es que los 4 no funcionan a la vez y tenemos que elegir el lado que usamos. Será tan sencillo como pulsar la rueda y el botón principal del lado elegido a la hora de enchufar el ratón. Como es habitual, por defecto funcionan como avance/retroceso en el navegador, aunque podemos configurarlos a nuestro antojo en juegos.

 6  7  8

Los dos botones principales ofrecen un clic con un sonido muy pronunciado y un recorrido muy corto. La rueda permite el giro con un tacto gomoso y algo ruidoso a cada posición, mientras que el clic en ella es similar al de los botones principales.

 9

 10  11

 12

En la base del Zowie FK encontramos dos amplios deslizadores de teflón que cubren gran parte de la superficie. En el centro, un sensor con tres modos DPI, 450/1150/2300 DPI, que si bien puede parecer ajustado, es más que suficiente para la práctica mayoría de usuarios. Como era de esperar, permite un Polling Rate de hasta 1000 Hz.

Junto al sensor, en el lado derecho, disponemos de un botón para seleccionar entre los 3 modos DPI y un LED sobre este que nos informa del modo elegido.

 13

El cable parte de la zona delantera con la habitual protección en la unión con el ratón, un grosor medio y simplemente engomado, nada de trenzado de nailon. Finaliza en un conector USB 2.0 dorado tras 205 centímetros (2 metros oficiales) de cable.
Seguir leyendo...

Artículos relacionados