Movistar cobra hasta 100 euros por cancelar la portabilidad

Movistar cobra hasta 100 euros por cancelar la portabilidad

Si Movistar ya contaba con una importante fuga de clientes, y una débil captación, a partir del mes de abril lo tendrá aún más complicado debido a su nueva política de cobrar a los usuarios que realicen una portabilidad y luego decidan cancelarla para finalmente quedarse en su operador habitual.

Logo largo Movistar

Desde el 1 de abril, cualquier usuario que solicite una portabilidad a Movistar, y luego decida cancelar el trámite, tendrá que pagar una penalización que en el peor de los casos asciende hasta los 100 euros, siendo así de 50 euros por línea en caso de una portabilidad móvil, y de 100 euros si hablamos de una línea fija, importe que se cobraría mediante la cuenta bancaria del usuario.

Si ya era famosa por fijar una penalización a sus nuevos clientes (los cuales no obtenían ningún terminal ni ventajas) ahora también será famosa por fijar penalizaciones a los que ni siquiera llegan llegan a formalizar un contrato con ellos.

Recordad que cualquier operador que quiera cobrarnos un depósito, o en este caso, una penalización por querer ejercer una portabilidad, o cancelar dicha portabilidad, es ilegal según la organización de consumidores FACUA.

Artículos relacionados