APU AMD A10-6700 supera al Core i5-3570K en un 80% en 3DMark

APU AMD A10-6700 supera al Core i5-3570K en un 80% en 3DMark

Hoy nos topamos con las primeas pruebas de rendimiento de la APU AMD A10-6700, la cual pertenece a la línea de APUs de nueva generación Richland bajo la arquitectura a 32 nm Piledriver y con gráficos VLIW4 basados en la serie de gráficos móviles Radeon HD 8000M Series.

La APU AMD A10-6700 está equipada de cuatro núcleos a una frecuencia base de 3.7 GHz que ascienden hasta los 4.3 GHz con la tecnología Boost, estando equipada por 4 MB de caché de nivel 3 (L3), gráficos Radeon HD 8670D @ 844 MHz, arrojando un TDP de 65W.

El título puede pecar de sensacionalista, si, ya que esta diferencia se debe a la combinación del procesador (CPU) con los gráficos integrados (iGPU), donde AMD carece de rival, pero es justo decir que es un logro para AMD, la cual está viendo como sus APUs, con un precio bastante económico respecto a la competencia, es capaz de desenvolverse en cualquier terreno sin problemas, siendo el terreno de los gráficos integrados donde arrasa a su competencia.

En las pruebas realizadas, la APU AMD A10-6700 se midió al Intel Core i5-3570K y al actual tope de gama de la serie Trinity, el AMD A10-5800K.

  • 3DMark 11 Fire Strike (DirectX 11)
    AMD A10-6700 - 1131 Points / GPU score 1212
    AMD A10-5800 – 919 Points / GPU score 987
    Intel Core i5-3570K - 630 Points / GPU score 656
  • 3DMark 11 Cloud Gate (DirectX 10)
    AMD A10-6700 - 6450 Points / GPU score 8933
    AMD A10-5800 - 5645 Points / GPU score 7418
    Intel Core i5-3570K - 5348 Points / GPU score 5545
  • 3DMark 11 Ice Storm (DirectX 9)
    AMD A10-6700 – 86027 GPU Points
    AMD A10-5800 - 65657 GPU Points

Para las pruebas se utilizó el 3DMark 11, en el benchmark IceStorm el AMD A10-6700 puntuó 67.425 puntos, mientras que su gráfica consiguió 86.027 puntos, frente a los 56098/65657 puntos del AMD A10-5800K, siendo así un 23% más rápido que el tope de gama de Trinity.

Comparado con el Intel Core i5-3570K con gráficos Intel HD 4000 en el mismo test, el AMD A10-6700 se presenta como una opción un 80% más rápida.

Lógicamente, debido a la exigencia gráfica de dicho benchmark (claramente solucionable con una gráfica dedicada), es el punto fuerte de las APU, pero claro, es ahí donde las APUs toman ventaja frente a Intel, una CPU+iGPU que en combinación con el resto de hardware deriva en un desembolso económico de un sistema de 350 euros permitiéndonos jugar a cualquier juego del mercado y hacer uso de cualquier aplicación con plena solvencia, algo que en la plataforma Intel es muy difícil conseguir debido a su limitación gráfica.

vía: WCCFTech

Artículos relacionados