Bioshock Infinite testeado por 13 tarjetas gráficas

Bioshock Infinite testeado por 13 tarjetas gráficas

No hay nada mejor para el lanzamiento de un título que realizar una batería de pruebas para mostrar la potencia gráfica de este, es por ello que el Bioshock Infinite fue probado usando la tarjeta gráfica más potente del mercado hasta la más sencilla y económica que podemos encontrar a día de hoy, pudiendo comprobar así la exigencia gráfica de este título.

Las tarjetas gráficas de Nvidia hicieron uso de los controladores GeForce 314.14 Beta, mientras que las de AMD lo hacen con los Catalyst 13.2 Beta 7. Todas ellas comparten el resto del hardware, un procesador Intel Core i7-3770K @ 4.5 GHz y 8 GB de memoria DDR3-1866 MHz en configuración Dual Channel.

Bioshock Infinite en AMD y Nvidia (2) Bioshock Infinite en AMD y Nvidia (1)

Como podemos ver, lo idóneo para jugar comienza con una Nvidia GeForce GTX 560 Ti, la cual arroja una media de 34 FPS, siendo suficiente para disfrutar el título en una calidad gráfica en calidad Ultra Alta bajo DirectX 11, con filtros FXAA activos y a una resolución de 1920 x 1080 píxeles, mientras que con una calidad Alta bajo DirectX 10, misma resolución y filtros, vemos como la media de la misma tarjeta gráfica asciende hasta los 75.5 FPS, por lo que prácticamente cualquier ordenador con un par de añitos podrá hacerlo funcionar sin muchos problemas.

vía: PGW

Artículos relacionados