Guía para elaborar tu propio presupuesto: Monitor

Llegamos a la décima entrega de nuestra guía para elaborar tu propio ordenador por piezas y damos el salto a los periféricos empezando por el monitor. Puedes ver en nuestro foro las anteriores y futuras entradas de esta guía.

De todos los periféricos, el monitor será en el que más dinero debemos invertir y que posiblemente más tiempo este con nosotros, por lo que una buena elección será tan importante como la de los componentes internos. Veamos las características principales que debemos tener en cuenta a la hora de elegir monitor:

  • Formato: El formato de la pantalla son dos valores “x:y” que indican una proporción entre su longitud y altura. Actualmente, el formato más extendido es 16:9 (“panorámico”) tanto en pantallas de PC como en televisores, aunque no es extraño ver 16:10 sobre todo en portátiles. Antiguamente usábamos pantallas con formato 4:3 y algunas marcas intentan poner de moda los 21:9 pero sin demasiado éxito (aun).
  • Tamaño: El tamaño del monitor está en función de la longitud de su diagonal medida en pulgadas. Las diagonales más extendidas en monitores son 18.5”, 21.5”-22”, 23”-24” y 27”. Salvando ambos extremos por muy pequeñas o muy grandes, 21.5”-22” y 23”-24” son las diagonales más aconsejadas para un monitor. Existen modelos con diagonales de distinto tamaño, siendo igualmente válidos, aunque por lo general vienen asociados a un formato distinto a 16:9.
  • Resolución: Es el número de pixels que muestra la pantalla indicado por dos valores “a x b” que corresponden a la horizontal y vertical respectivamente. Prácticamente todas las pantallas cuentan con una resolución Full HD 1920 x 1080, que incluso podría denominarse 2 megapíxeles. El siguiente paso es 2.560 x 1.440 y en un futuro cercano la resolución denominada “4K” en referencia a una horizontal de 4000 píxeles (“k”= kilo = mil), pero aún faltan unos años para que llegue a los monitores convencionales.
  • Panel: Las pantallas “planas” (LCD) actuales podemos encontrarlas con dos tecnologías:
    • TN: Panel más económico que presenta ventajas en el tiempo de respuesta pero cuenta con un ángulo de visión reducido, sobre todo en la vertical (de ahí que si miras una pantalla desde una posición muy elevada/baja muestre un colorido extraño).
    • VA: Ofrece unas prestaciones intermedias entre los paneles TN e IPS, con tiempos de respuesta cercanos a los TN y colores más reales. Muy comunes en monitores Benq.
    • IPS: Ofrece un ángulo de visión casi completo y unos colores más reales, pero por el contrario el tiempo de respuesta es algo mayor y el contraste algo más pobre.
  • Iluminación: Básicamente encontramos dos modos de iluminación en las pantallas:
    • Tubos CCFL: La iluminación proviene de una lámpara fluorescente situada en los laterales y que proporciona una luz poco uniforme en toda la pantalla. Prácticamente en desuso frente a la tecnología LED.
    • LED: La iluminación proviene de diodos emisores de luz (LED) y aunque no mejoran la calidad de imagen, si ofrecen un mejor brillo y una luz uniforme en toda la pantalla. También ofrecen un consumo menor, un mayor contraste dinámico (ofrecen un tiempo de apagado/encendido menor) y son más visibles frente a fuentes de luz directa.
  • 3D: Las pantallas 3D llevan ya un tiempo en el mercado sin terminar de cuajar ya que su elevado precio y poco uso final de la tecnología no acaban de convencer al consumidor. Podemos encontrar 3 tipos:
    • Gafas Pasivas: Comenzaron con los anáglifos (típica con lentes roja-azul) y actualmente usan filtros polarizados que permiten que cada ojo solo reciba una imagen distinta. Es el sistema más económico y extendido, el mismo que en los cines 3D.
    • Gafas Activas: Poseen un sensor infrarrojo que se conecta al televisor y este le indica cuando pasar de un modo translucido a uno opaco de forma que alternativamente muestra imágenes distintas en cada ojo.
    • Sin gafas: La pantalla genera el contenido 3D de forma auto-estereoscópica y el espectador tiene la sensación de que la escena gira con su movimiento, teniendo distinto punto de vista en función de su posición. La realidad es que esta tecnología está poco extendida y aún tardará en llegar a precios admisibles.

 

Vistas las características principales, veamos más a fondo lo que las especificaciones de un monitor nos pueden indicar sobre este:

  • Brillo: Es un valor medido en “cd/m2” (candela por metro cuadrado). Un valor elevado implica un mayor brillo máximo pero como la mayoría de modelos usan iluminación LED ofrecen el mismo valor de 250 cd/m2.
  • Contraste: Es la relación entre la intensidad más brillante y la más oscura. Un valor más elevado implica una mayor diferencia entre “el blanco más blanco” y “el negro más negro”, por lo que debemos buscar valores lo más elevados posibles. Por lo general se ofrecen dos valores:
    • Estático, Típico, Nativo, ISO: Es la diferencia de brillo entre el blanco y el negro. Es mejor comparar monitores bajo este valor ya que la medición es igual para todos con valores típicos de 500:1 a 5000:1.
    • Dinámico: Tiene en cuenta la diferencia anterior con respecto al tiempo, ya que una escena en movimiento tomando el ratio de luminosidades en distintos instantes de tiempo. Algunos fabricantes solo ofrecen este valor, pero por desgracia no es traducible a contraste estático y difícilmente comparable. El rango de valores es tan dispar, que puede comenzar en 1.000.000:1 y llegar a 100.000.000:1. A falta de más información, podemos tomar un valor más elevado de contraste dinámico como “mejor”, aunque no es altamente fiable.
  • Ángulo de Visión: Como ya indicamos antes, los monitores con panel TN ofrecen un ángulo de visión reducido frente al de los modelos con panel IPS. Un panel TN ofrece unos ángulos típicos de 90º/50º en la horizontal y vertical respectivamente. Esto implica que si nuestro ángulo de visionado de la pantalla supera los 50º verticales no vemos la imagen con claridad. Sin embargo, los paneles IPS ofrecen ángulos de 178º en ambas direcciones, por lo que imagen se muestra fiel casi desde cualquier posición.  Es un detalle especialmente importante para ver contenidos multimedia en la distancia, desde un sofá o la cama.
  • Tiempo de Respuesta: Es el tiempo que tarda en actualizarse la imagen en la pantalla. Un tiempo de respuesta demasiado alto produce el denominado efecto “ghosting” por el que la imagen parece dejar un halo al actualizarse. Los paneles TN ofrecen por lo general un tiempo de respuesta inferior, mientras que los IPS es son algo más lento. Existen dos formas de medir este tiempo:
    • Iso: Es el valor más estándar y que todos los fabricantes deberían dar, pero no lo hacen. Mide el tiempo de cambio de color entre negro, blanco y vuelta al negro.
    • GtG: Un valor de moda por ser menos ya que mide el tiempo de cambio de gris a gris (Grey to Grey), cercanos a blanco y negro respectivamente. Su valor es aproximadamente la mitad del Iso, por lo que se puede comparar aproximadamente de esta forma a falta de más información.
  • Otros: Otras características son el número de color que pueden mostrar (prácticamente todos 16.7 millones), la gama de color o el tamaño del píxeles, pero realmente son valores muy próximos entre todos los monitores y no todos lo especifican.

Además, debemos tener en cuenta otros aspectos que no afectan directamente a su calidad de imagen:

  • Multimedia: Su capacidad “multimedia” procede de la inclusión de altavoces. Por lo general son de muy poca potencia e insuficientes para el uso común.
  • VESA: Formato estándar para anclar una pantalla a la pared. El valor indicado junto a la palabra VESA hace referencia a la distancia entre la rosca de tornillo disponible en la parte posterior, con valores típicos de 75 a 200 mm.
  • Inclinación, altura, giro: Prácticamente todos los modelos permite la inclinación vertical, pero algunos modelos incluye la posibilidad de configurar la altura de la pantalla o girar sobre la base. Para un uso habitual, no es un factor a tener demasiado en cuenta, pues con que permita la inclinación suele ser suficiente.
  • Entradas de Video:
    • VGA: Entrada analógica tradicional. Prácticamente disponible en todos los modelos pero con una calidad de imagen inferior.
    • DVI: Entrada digital (solo video). Excelente calidad de imagen, muy deseable.
    • HDMI: Entrada digital con audio incluido. Cada vez más extendida y perfecta para conectar consolas o un TDT externo. Excelente calidad de imagen pero algunas veces provoca problemas de sincronización.
    • DisplayPort: Entrada digital con audio incluido. Excelente calidad de imagen, pero poco extendida en pantallas (si en gráficas).
  • Otros Conectores: Algunos modelos pueden contar con conectores jack de entrada/salida para conectar auriculares y/o micrófono directamente a la pantalla. También es posible encontrar pantallas con un hub USB, que conectaremos al PC con un cable extra.
  • Consumo: El consumo de las actuales pantallas suele variar entre 20 y 40 vatios, solo a tener en cuenta por los más ahorradores.

Como resumen, un panel TN ofrece un menor tiempo de respuesta (deseable en juegos) y un panel IPS mejores colores y mayor ángulo de visión (deseable en películas, por ejemplo). Si el uso es genérico, ambos son correctos, pero si mayoritariamente se da un uso en juegos TN para paneles económico y IPS para paneles avanzados.

Como referencia, podríamos elegir entre estas gamas y posibles modelos:

  • Gama económica (75-85€): Para los que simplemente necesiten un monitor y tengan un presupuesto más que ajustado.
    • Características básicas: 18.5-19” / Panel TN / Resolución 1366×768
    • Asus VS197N 18.5” DVI – 85€
    • Benq GL950AM 18.5” Multimedia – 85€
  • Gama media (95-150€): La opción mayoritaria, con una notable calidad de imagen y multitud de opciones.
    • Características básicas: 21.5” / Panel TN o IPS / 1920 x 1080
    • Benq GL2250 21.5” DVI – 110€
    • Samsung S22B150N 21.5” – 110€
    • Benq GW2250HM 21.5” (VA, DVI, HDMI, Multimedia) – 125€
    • LG IPS224V-BN 21.5” (IPS, DVI, HDMI, Multimedia) – 125€ (No adecuado para juegos)
    • Benq GL2450E 24” (DVI) – 135€
    • Benq RL2240H 21.5” – 137€ (DVI, HDMI, Multi. calibración de imagen para juegos)
    • LG IPS234V 23” (IPS, DVI, HDMI) – 150€ (No adecuado para juegos)
    • Benq GL2450HM 24” (VA, HDMI, DVI, Multimedia) – 160 €
  • Gama Alta
    • Dell Ultrasharp U2412M 24” – 255€ (IPS, DVI, DP, Hub)
    • Benq XL2411T 24” – 275€ (120Hz, DVI, HDMI, especial juegos)
    • Benq XL2420T 24” – 355€ (3D, HDMI, DVI, USB, calibrador, especial juegos)
  • Sintonizador TDT incluido:
    • Por lo general, modelos LG y Samsung

A continuación mostramos un listado de las reviews que hemos realizado a monitores:

Notas:

  • Los precios son de carácter orientativo a fecha de 15/02/2013 extraídos de una popular tienda online. Pueden variar notablemente con el paso del tiempo.
  • Se acepta cualquier sugerencia o modificación, es más, se esperan estas. Por ahora solo podréis comentar desde el blog, aunque en el foro tendréis una copia de la guía completa que se abrirá para comentarla cuando esté completa.

¡Ahora es vuestro turno de aportar vuestros conocimientos y las modificaciones que creáis pertinentes!

Artículos relacionados