Ya a la venta las baterías nucleares, 20 años de energía sin recargas

Ya a la venta las baterías nucleares, 20 años de energía sin recargas

Las baterías a día de hoy se han convertido en algo importante en nuestras vidas debido a dispositivos como smartphones o tablets, los cuales se encuentran evolucionando muy rápidamente con procesadores más potentes, pantallas más grandes y conexiones inalámbricas más rápidas mientras que las baterías Li-Ion no han evolucionado nada, las cuales sacrifican el grosor final de estos dispositivos además de drenarse antes por una mayor demanda energética del hardware actual.

Un posible sucesor serían las baterías nucleares (también conocidas como baterías betavoltaicas de Tritio), las cuales, con un tamaño de un pulgar son capaces de otorgar una energía equivalente a 300 litros de gasolina. Creadas por la empresa City Labs Inc, desarrollaron una línea de baterías para equipos electrónicos que pudieran soportar condiciones meteorológicas extremas, naciendo así las baterías betavoltaicas de NanoTritio, las cuales transforman directamente la radiación nuclear del Tritio en energía eléctrica como si de una célula voltaica se tratase.

Batería NanoTritium

Hablar de energía nuclear te podrá resultar algo peligroso, pero se presenta como un serio candidato para móviles y tablets gracias a su débil radiación, la cual es capaz de proteger los sistemas electrónicos cercanos a esta radiación mientras que los radioisótopos pueden contrarrestarse con una simple hoja de papel, siendo el chasis de un móvil bastante más grueso, por lo que no existiría ningún tipo de riesgo.

Las primeras baterías ya están disponible en webs como la famosa Taobao a un precio cercano a los 2000 euros, por lo que el único inconveniente de las baterías nucleares será su precio. Si la tecnología evolucionase (o que otorgaran por ejemplo de 2 a 5 años de autonomía) es posible que dentro de unos años estas baterías sean una realidad para dispositivos de uso diario, por ahora las personas que se beneficiarán de ellas son usuarios con implantes, marcapasos o sensores que verán como no necesitarán reemplazar su batería en 20 años.

Artículos relacionados