Review: Eizo Foris FS2333

Hoy os presentamos el monitor gaming Eizo Foris FS2333, diseñado en colaboración con el equipo de juegos FPS y RTS Fnatic. Utiliza un panel IPS con retroiluminación LED pero, al contrario que otros monitores, no es un problema para el efecto “ghosting”, ya que ofrece un tiempo de respuesta de 3.4 ms, el más rápido de su clase.

Su principal característica es la tecnología Smart Insight, gracias a la que la visibilidad de las sombras en juegos será mejorada y los detalles potenciados para una mejor visibilidad de los oponentes. Esto se realiza mediante una técnica llamada “tone mapping” que mantiene los detalles de la imagen sin reducir el contraste, al contrario de lo que suele ocurrir en monitores de gama baja.

También cuenta con la tecnología Smart Resolution que analiza el contenido mostrado para corregir los efectos de suavizado y mostrar la imagen con un nivel de detalle superior. Esta tecnología se adapta al contenido y mientras que en juegos puede acentuar los detalles, en fotografías y páginas web distingue el texto y los tonos de piel para mejorarlos.

Por si fuera poco, incluye un circuito integrado para eliminar el denominado “input lag” o retraso en la visualización de las imágenes desde que estas son enviadas a la pantalla.

Veamos las especificaciones técnicas del Eizo Foris FS2333:

Eizo Foris FS2333

El Eizo Foris FS2333 viene correctamente embalado en la habitual caja de cartón con protecciones de corcho. En esta ocasión no aportamos las imágenes porque el embalaje viene algo deteriorado después de pasar por otras manos.

Al liberarlo del embalaje nos encontramos ante un pesado monitor de 23” con un diseño convencional y bordes angulares. Lo primero que llama la atención es su soporte regulable en altura, el cual permite elevar hasta 6 centímetros el monitor desde su posición más baja.

 

 

El grosor de la pantalla no es su principal virtud y esta se muestra ancha y terminada hacia el lado trasero en su lado inferior. El soporte queda atornillado en los dos huecos inferiores para el soporte VESA de forma muy robusta.

Pasamos al lado trasero y destacamos que en la zona superior dispone de una práctica asa para transportarlo cómodamente. Un detalle que los amantes de las “partys” apreciaran en sobremanera.

El soporte incluye un hueco pasa-cables, aunque algo estrecho para la mayoría de estos.

A ambos lados del soporte se encuentran los distintos conectores que ofrece el Foris FS2333. En el lado izquierdo encontramos la toma de corriente y un interruptor para el completo apagado. Es un detalle a tener muy en cuenta que el transformador queda integrado en el propio monitor.

En el lado opuesto encontramos las 4 entradas de vídeo consistentes en 2 HDMI, un DVI-D y un D-Sub (VGA). Junto a ellas disponemos de dos conectores jack para la entrada y salida de audio, ya sea para dar sonido a los dos altavoces de 0.5W integrados o para hacer de puente hasta los auriculares.

Se completan sus posibilidades traseras con un conector para bloqueo Kensington.

Accesorios

Junto al monitor encontramos el manual, el certificado de garantía, un disco de software para calibración (con dispositivo externo) o para dividir la pantalla en dos, 3 tiras adhesivas para personalizar el acabado del monitor, un cable DVI y un cable de corriente.

Se incluye además un mando a distancia que básicamente traspasa a nuestra mano la funcionalidad habitual de los botones disponibles en cualquier pantalla.

Pruebas

Conectamos el monitor a nuestro equipo y desde el primer momento nos llevamos una grata impresión con la calidad de imagen. Gracias a su panel IPS ofrece unos colores realmente muy vivos con un altísimo nivel de detalle francamente apreciable, y además consigue que el ángulo de correcto visionado sea casi completo tanto en la vertical como la horizontal.

En dos imágenes ampliadas, podemos comprobar como el nivel de definición del texto y el logotipo de nuestra web es realmente excepcional.

Pasamos a probar el monitor donde realmente tiene sentido y esto no es otra cosa que en juegos. Battlefield 3 se presenta como una gran opción debido a sus altos contrastes de luces y sobras muy acentuadas.

En la imagen anterior podemos contemplar como se muestra el  modo “Juego”. La diferencia de definición en zonas de sombras y zonas muy iluminadas es realmente grande, no hay más que observar el detalle de la puerta donde en este modo podemos visualizar la figura del enemigo al otro lado. En contra, los gráficos adquieren un toque de dibujitos animados y algunas zonas no quedan bien dibujadas. Quedará a elección personal utilizar este modo o no, pero al menos para nosotros no era demasiado agradable el aspecto final que conseguía en la imagen.

El menú OSD permite una amplia cantidad de parámetros a configurar y además muestra información tan curiosa como el número de horas de uso del monitor.

La imagen anterior muestra la diferencia en la calidad de imagen frente a un monitor Benq GL2240 (izquierda) que también dispone de un panel Full HD pero esta vez TN. Se puede apreciar con facilidad que la definición y contraste es muy superior en el modelo Eizo Foris FS2333, algo que es aún más apreciable con la imagen en movimiento gracias a su menor tiempo de respuesta.

También hemos comprobado como en la edición de fotografías ofrece un mayor grado de definición, pero para un correcto visionado de las imágenes deberíamos adquirir el accesorio de calibración que se vende por separado.

Por su parte, el sonido que ofrecen los dos altavoces de 0.5W ofrece un alto volumen para lo que podemos pensar al ver su potencia. Carecen en gran medida de graves, pero los medios y agudos los emiten con buena calidad.

Otro de sus puntos especialmente interesantes es que ofrece una garantía de 5 años con sustitución en 24 horas, algo que siempre puede ser un detalle muy importante a tener en cuenta.

Conclusión

El monitor Eizo Foris FS2333 ofrece una excelente calidad de imagen con una altísima capacidad para mejorar el contraste entre las zonas más oscuras e iluminadas en juegos. También muestra una imagen excelente en aplicaciones de escritorio o reproducción de películas, pero no tan distante de los monitores convencionales como lo es en juegos.

Como todo lo bueno, hay que pagarlo. Para hacernos con este monitor deberemos desembolsar en torno a 400 euros, pudiéndolo encontrar en la tienda online Vs-Gamers a la que agradecemos cedernos esta unidad.

Desde El Chapuzas Informático le otorgamos el Galardón de Oro al monitor Eizo Foris FS233 por su excelente calidad de imagen que solo se ve empañada por un alto precio.

Artículos relacionados